Sedatu seguirá apoyando a damnificados en el Istmo

0

“Aquí estamos, quiero decirlo: Oaxaca no puede ni debe sentirse solo”, enfatizó Rosario Robles Berlanga, secretaria de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu).

Luego de reunirse con el gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat, en la base aérea militar de Ixtepec, Robles Berlanga dijo que son 120 mil personas las que viven fuera de su casa desde el sismo del 7 de septiembre que alcanzó los 8.2 grados Richter.

“La solidaridad y el apoyo para el istmo siguen siendo del primer orden porque estamos hablando de más de 120 mil personas que tenemos desplazadas en las calles porque no tienen hoy un techo donde quedarse. De este tamaño sigue siendo el reto y el desafío en el istmo”, comentó la funcionaria federal.

Robles Berlanga subrayó que por instrucciones del presidente Enrique Peña Nieto, permanecerán el Oaxaca para continuar con la reconstrucción en los municipios afectados por el sismo del 7 de septiembre pasado.

A poco más de 24 horas del sismo que afectó la Ciudad de México, Puebla y Morelos, la titular de la Sedatu indicó que se trabaja en la remoción de escombros y demolición de viviendas afectadas en Oaxaca.

Al preguntarle si se tiene la capacidad para atender la emergencia en cinco entidades del país, indicó que eso ya lo están respondiendo el presidente Enrique Peña Nieto y el secretario de Gobernación, y que en este momento a ella le toca responsabilizarse de la región del istmo.

“Ahorita ya estamos pasando a otra etapa. En el istmo ya hay una normalidad en una parte muy importante de los municipios”, aseguró.

“Tenemos luz, agua, los negocios ya abrieron, hay abasto; entonces, ahorita la etapa es de concentración de quienes están en condiciones vulnerables”, comentó.

Agregó que ahora se concentran en la instalación de albergues más institucionales, de más largo plazo, en donde puedan estar las familias con comida caliente, abrigo, en instalaciones sanitarias y áreas de salud para que puedan tener las mejores condiciones en el tiempo en que empieza la reconstrucción.

Con información de El Universal

Compartir

Dejar respuesta