Joven triqui de Juxtlahuaca lleva su arte a París

0

Son las 2:30 de la mañana, hora de París, Francia, y Joel debería estar dormido, pero el joven pintor concede unos minutos de su sueño para atender una entrevista y hablar de su viaje a Europa, que le ha permitido crear una serie de murales en donde predominan con orgullo los rostros de su gente, los colores de su cultura triqui.

Joel Merino López, originario de Juxtlahuaca, Oaxaca, radicado actualmente en Querétaro y nominado al Premio Nacional de la Juventud 2017, inició su periplo en Suecia como invitado del Festival Board Dripper, después fue a Bruselas y ahora se encuentra en la famosa Ciudad de la luz y desde ahí, envía como primicia la foto de un mural hecho en Quai de la Loire, lugar muy popular de París; en la imagen se ve el perfil de una mujer indígena engalanada con su huipil, collares y aretes.

Pintar para Joel significa compartir, con esta misma idea de compartir su pintura y su cultura seguirá pintando en Francia, luego irá a Berlín y ahí culminará su primer viaje en el extranjero.

¿Qué experiencias te ha dejado este viaje, encontrarte con otra cultura y dejarles con tu obra tu propia historia, los rostros de tu gente, los colores de tu país?

—Experiencias… madurar; maduras como persona pero también maduras tu arte, eso es como muy lógico, sí es impactante ver otras culturas. Acá la gente no sabe mucho de México, además de Frida Kahlo, no conoce las culturas mexicanas, para la gente extranjera lo más fácil de identificar de la cultura mexicana son los aztecas, los mayas, y cuando yo les platico que soy triqui, pues no me entienden mucho, para mí es bueno dejar obra acá, porque es la forma en que yo puedo compartir, no lo veo como imponer, sino compartir y cuando compartes la gente también te comparte.

Cuando te preguntan de dónde vienes y respondes: Soy de México, pertenezco la cultura triqui, ¿qué te han dicho?

—Cuando les digo que soy triqui no saben, y ya les empiezo a decir que es una cultura que es de Oaxaca y a Oaxaca ya lo ubican ahorita con lo que sucedido (por el sismo), me preguntan: ¿Y todo bien con tu familia? Lo curioso es que mucha gente en Europa habla español, porque las ciudades tienen mucha conexión. Obviamente la gente no tiene idea de cómo es un mexicano, porque también acá es fácil mezclarte entre las personas de otros países, porque hay gente de muchas partes del mundo.

¿Te han cerrado alguna puerta por ser mexicano, por ser indígena?

—No, no me han cerrado ninguna puerta, la verdad creo que es más fácil que te discriminen en México que acá y es curioso, desde afuera empiezas a ver muchas noticias que van pasando en México, uno está al pendiente de lo que está sucediendo allá, y te das cuenta que hay muchas noticias malas, que realmente la gran mayoría son noticias de corrupción y ese tipo de cosas, me han dicho varios amigos mexicanos que sí es difícil ese estereotipo, porque antes el mexicano era muy bien recibido, pero con ese pensamiento de corrupción dicen que todos los mexicanos son corruptos.

¿Y en México te han cerrado alguna puerta?

—Me han cerrado muchas, he sido activista con la asociación (Artesanos Indígenas Triquis Tinujei) desde pequeño, con mi padre, entonces hemos vivido muchas cuestiones, muchos políticos que te hablan bien y bonito, pero a la mera hora te cierran muchas puertas, y muchas dependencias igual; lugares obviamente porque suelo usar mis huaraches y a veces traen ese estereotipo de que si traes huaraches no eres indígena, sino hippioso y es chistoso que la gente no conozca la indumentaria tradicional.

¿Qué tanto y en qué te ha cambiado este viaje?

—He madurado más, el ser más abierto también, el conocer nuevas culturas de las que uno está acostumbrado a ver nada más en televisión, acá te das cuenta que Europa es multicultural y que sí se comparte mucho, allá es difícil ver extranjeros, acá en cualquier ciudad de Europa llegas y te encuentras mínimo gente de cinco países distintos, además del país en donde estás, eso te hace alimentar conocimiento de las formas de pensar de otras personas, empiezas a pensar más las cosas de lo que hablas y crees, y eso me sirve porque mi obra está muy llevada a reflexionar.

Compartir

Dejar respuesta