Dakota Johnson, protagonista de la saga Cincuenta Sombras de Grey, ha revelado su secreto para afrontar los rodajes de las escenas de sexo que tienen lugar en estas películas, cuya tercera entrega llegará en febrero. Poco extraña el descubrir que el alcohol se suma al ritual erótico de los actores para ponerse a tono en el trabajo.

Pues, como indican en Cinemablend, tanto Johnson como Jamie Dornan, su compañero de reparto, tienen una tradición bastante peculiar antes de ponerse manos a la obra. “Un trago de whiskey y menta”, explica la actriz, que también asegura que Dornan “hace flexiones mientras yo me quedo allí y bebo whiskey”. Desde luego, nada como un poco de alcohol para acabar con la vergüenza.

Sin embargo, no parece ser un vicio peligroso, ya que no siempre mantienen esta rutina. Al parecer, solía ser algo común durante los primeros compases de la historia, cuando la relación profesional y personal entre Dornan y Johnson no estaba muy definida. Por aquel entonces, rodar escenas de sexo les dejaba “petrificados”.

Afortunadamente, es algo que con el tiempo ha podido subsanarse sin necesidad de recurrir al alcohol. La confianza entre ambos intérpretes y la mayor amistad que han creado les posibilita trabajar a unos niveles de intensidad que se pueden apreciar en el último tráiler de 50 sombras liberadas, tercera entrega de la saga que se estrenará el 9 de febrero de 2018.

Con información de Excélsior

Compartir

Dejar respuesta