El líder norcoreano Kim Jong-Un afirmó ayer que busca alcanzar el equilibrio militar con Estados Unidos mediante armamento nuclear, mientras que el Consejo de Seguridad de la ONU anunció una nueva reunión sobre la crisis para el próximo jueves.

Citado por la agencia estatal KCNA, Kim dijo que su “meta final es establecer el equilibrio de fuerza real con EU para que los gobernantes norteamericanos no osen seguir hablando de opción militar contra Corea del Norte”.

El líder norcoreano aseguró además que el lanzamiento del misil de mediano alcance de tipo Hwasong-12, que sobrevoló Japón antes de caer al océano Pacífico, resultó un éxito y que “incrementó el poderío bélico nuclear” de Corea del Norte.

“Deberíamos demostrar a las grandes potencias nacionalistas cómo nuestro Estado alcanza la meta de dotarse de un arma nuclear a pesar de sus reiteradas sanciones y bloqueo”, agregó Kim.

El Consejo de Seguridad de la ONU condenó firmemente ese disparo, calificándolo de altamente provocador. Francia y Rusia llamaron por su parte a “negociaciones directas” con Pyongyang para reducir la tensión.

Lanzado desde un lugar cercano a Pyongyang, el misil recorrió unos 3,700 kilómetros hacia el este, alcanzando una altitud de 770 km antes de hundirse en aguas del Pacífico, según Seúl.

Los cancilleres del Consejo de Seguridad se reunirán el jueves para abordar la proliferación de armas de destrucción masiva, dijeron diplomáticos.

EU convocó el encuentro, que se realizará al margen de la Asamblea General de la ONU en Nueva York.

Con información de Excélsior

Compartir

Dejar respuesta