La policía dice que los asesinatos de dos hombres negros en Baton Rouge probablemente fueron por racismo y que un hombre blanco de 23 años esta arrestado como “persona de interés” en el caso.

El individuo, Kenneth Gleason, quedó detenido por cargos de drogas.

Las autoridades no tienen aún evidencia suficiente para acusarlo de asesinato, dijo el domingo el sargento de la policía de Baton Rouge, L’Jean McKneely, en declaraciones a la prensa.

McNeely dijo que casquillos de bala hallados en las escenas de los asesinatos son de la misma arma, y que un auto que pertenece a Gleason corresponde con la descripción del vehículo que buscaba la policía en el caso. Dijo que hay otra evidencia circunstancial, pero no especificó.

“Existe la fuerte posibilidad de que (los asesinatos) pudieran ser racialmente motivados”, dijo.

Los asesinatos ocurrieron a unos 8 kilómetros de distancia entre sí.

En el primero, Bruce Cofield, de 59 años y desamparado, fue muerto a tiros.

En el segundo, Donald Smart, de 49 años, fue baleado cuando caminaba a su trabajo en un café popular entre estudiantes universitarios, dijo McKneely.

Con información de Excélsior

Compartir

Dejar respuesta