Donald Trump invitó a una cena a sus homólogos de Brasil, Michel Temer, Colombia, Juan Manuel Santos, y Perú, Pedro Pablo Kuczynski, a fin de analizar la situación latinoamericana, especialmente la crisis política venezolana.

“Obviamente uno de los asuntos fundamentales será la crisis de Venezuela”, explicó un diplomático brasileño sobre ese encuentro a la agencia EFE.

Fuentes de la Casa Blanca citadas por Reuters confirmaron la cita, una cena este lunes en la Torre Trump de Nueva York, aprovechando la visita con motivo de la Asamblea General de Naciones Unidas, en la que el magnate debuta como mandatario de la principal potencia.

El líder peruano, Pedro Pablo Kuczynski, que estaba convocado a la reunión, finalmente canceló el viaje por los problemas en su país.

El presidente Temer, quien por cuestiones protocolarias el martes inaugurará la Asamblea General, ya confirmó su asistencia a esa cena, que será el primero de los compromisos en la agenda de su viaje para la cita anual de las Naciones Unidas.

EU, Colombia y Brasil coinciden en el rechazo a la situación en la que el Gobierno de Maduro ha sumido al país, con graves acusaciones de represión y tortura de por medio.

Estados Unidos, Brasil, Colombia y Perú son férreos críticos del Gobierno del venezolano Nicolás Maduro, pero aun así tienen algunas diferencias sobre la forma en que la comunidad internacional debe posicionarse frente a la crisis de ese país.

La más clara de esas discrepancias fue ventilada públicamente el mes pasado, cuando Trump declaró que Estados Unidos tenía muchas opciones para Venezuela, incluida una posible opción militar si es necesario.

Esa declaración fue rechazada en masa por los países de América Latina, que abogaron por una solución diplomática.

Además, condenaron en forma enfática que se plantee la posibilidad de una intervención armada en Venezuela.

Los países latinoamericanos tampoco apoyan las sanciones financieras que Estados Unidos adoptó contra el Gobierno de Maduro, e insisten en que el rol de la comunidad internacional es intentar propiciar el diálogo, tal como se acordó este jueves en República Dominicana.

En Santo Domingo, representantes del Gobierno venezolano y de la oposición aceptaron mantener conversaciones con miras a una salida a la crisis, en un proceso que será acompañado por los Gobiernos de México, Chile, Bolivia y Nicaragua.

Casa Blanca descarta reunión Trump-Maduro

Trump difícilmente hablará con el mandatario de Venezuela, Nicolás Maduro, en el marco de la Asamblea General de Naciones Unidas, pero si sostendrá una cena de trabajo con otros líderes latinoamericanos, anunció la Casa Blanca.

El asesor de Seguridad Nacional, HR McMaster, señaló que la reunión con los líderes de América Latina, a quienes no identificó, tendrá lugar la noche del lunes para hablar de asuntos como Venezuela y sobre las metas compartidas en el hemisferio.

“Es improbable que hable con el presidente Maduro”, dijo McMAster.

“Estados Unidos lo designó después de que victimizó a su propio pueblo y les negó sus derechos bajo su propia Constitución”, añadió.

McMaster indicó, sin embargo, que está dispuesto a una conversación con Maduro cuando sean restablecidos los derechos de los venezolanos.

Con información de Excélsior

Compartir

Dejar respuesta