Una vez confirmado por el gobernador de Puebla el asesinato de la joven Mara Fernanda Castilla, quien abordó un taxi Cabify en Puebla, y no se le volvió a ver con vida, la plataforma de transporte emitió un mensaje en el que dice lamentar los hechos y se solidariza con la familia de la víctima.

Cabify reiteró que colabora con las autoridades correspondientes desde el pasado viernes 8 de septiembre, cuando Mara desapareció en el municipio de Cholula, Puebla, situación que califica de inusual para la empresa, ya que se trata del primer caso de esta naturaleza que se presenta a nivel global.

De acuerdo con la firma, desde el inicio de la investigación ha colaborado con la Fiscalía General del estado de Puebla con información detallada del viaje realizado.

“Nuestra tecnología nos permite aportar datos e información de valor para lograr avances en el proceso de investigación. Mantenemos también nuestro compromiso con el proceso y las autoridades”, expuso en un comunicado.

Para Cabify, su protocolo de seguridad es el más estricto del mercado, ya que los conductores deben superar diferentes pruebas y exámenes antes de prestar servicio a través de su plataforma.

Precisó que desde el arranque de la investigación han respetado la confidencialidad del proceso y han comportado con la imparcialidad que la situación exige, deshabilitando al conductor de la aplicación, y además entregaron la información que está en su poder del caso.

La madrugada del pasado viernes, la joven de 19 años tomó una unidad de dicha empresa de transportación en un bar de San Andrés Cholula, Puebla.

Con información de Excélsior

 

Compartir

Dejar respuesta