La política exterior del presidente Donald Trump no ha impactado en el flujo de remesas provenientes de Estados Unidos, afirmó Juan Pablo de León Murillo, director comercial y de Mercadotecnia de Caja Popular Mexicana (CPM), al referir que en el primer semestre del año se registró un crecimiento de 11% en la cantidad de recursos pagados por concepto de remesas.

“A pesar de la incertidumbre, la gente sigue enviando dinero y nos encuentra a nosotros como una institución de confianza”, sostuvo.

Al cierre de junio, Caja Popular Mexicana pagó remesas por 2 mil 144 millones 651 mil 902 pesos. Los estados de mayor recepción a nivel nacional son Guanajuato, Oaxaca, Zacatecas y Jalisco, entidades que presentan altos niveles de migración hacia Estados Unidos.

De León Murillo precisó que el promedio por envío registrado en la sociedad cooperativa de ahorro y préstamo es de 10 mil pesos, de los cuales 90% se destina a consumo y el 10% restante a inversión.

“Principalmente son entre 600 y 700 dólares lo que envían los mexicanos que están en el exterior. Nosotros no obligamos a los socios a que ahorren, pero sí los invitamos a nuestros talleres de educación financiera y en el momento los invitamos a que ahorren. Tenemos convenio con seis remesadoras para que los mexicanos que están en el exterior nos encuentren en cualquier parte de Estados Unidos”, dijo.

El directivo descartó que en caso de aprobarse un impuesto a las remesas haya un impacto importante al flujo de dinero procedente de la Unión Americana. Consideró que los mexicanos que radican en el exterior seguirán enviando dinero, ya que la mayoría son los responsables del ingreso económico de sus familias.

“Quizás hubiera un impacto al inicio, pero los mexicanos van a seguir enviando dinero, y las estadísticas así lo indican”, agregó.

“Nosotros hemos hecho un recorrido por distintas localidades de México, hablando principalmente con mujeres, que son quienes reciben las remesas, y lo que vemos es histórico. Son hombres los que están migrando, y cuando migran es para enviar recursos a casa y poder salir adelante con la familia”, acotó Juan Pablo de León.

De acuerdo con el vocero de Caja Popular Mexicana, no solamente esta cooperativa continúa creciendo en el pago de remesas, sino que también otras instituciones reportan números positivos, lo cual atribuyó a que las personas continúan encontrando empleo en Estados Unidos, pese a los mensajes de desunión.

Con información de El Universal 

 

Compartir

Dejar respuesta