Integrantes del Sindicato de Trabajadores y Profesionales en Salud (STyPS) tomaron las instalaciones del Régimen Estatal de Protección Social en Salud que alberga al Seguro Popular, para denunciar que fueron despedidos más de 200 empleados desde hace tres meses, sin que se justificara este proceso, puesto que se contrató a un igual número de personas que son familiares y amigos de los directivos.
El dirigente Saúl Ulises Cortes Maldonado, destacó que tampoco se les han otorgado mil bases que ya fueron aprobadas y, por el contrario, se pretende despedir a más trabajadores para tratar de debilitar a esta organización sindical.
Señaló que iniciaron una jornada de lucha para lograr justicia social, que se respeten sus derechos y que se les atienda como es debido, “no queremos que se den privilegios sólo a un grupo de empleados”, afirmó. 
Los inconformes colocaron hules para protegerse del sol y la lluvia, además instalaron casas de campaña sobre la calle Violetas de la colonia Reforma, ya que, al parecer, la protesta será indefinida.
Compartir

Dejar respuesta