Con la bandera de “#VamosPorMás”, organizaciones ciudadanas, académicas y empresariales anunciaron medidas para fortalecer al Sistema Nacional Anticorrupción (SNA), entre ellas destacaron que ejercerán presión para que se cree una Fiscalía General de la República autónoma, independiente, eficaz y con controles democráticos; además de exigir reformas en materia del fuero de los servidores públicos y el financiamiento a los partidos políticos.

Pondrán lupa a los nombramientos del SNA a nivel federal y local; presionarán para que haya suficientes recursos que aseguren la independencia y funcionamiento de los comités de participación ciudadana, incluso buscarán una ley de adquisiciones y obra pública.

En total, 57 organizaciones civiles, académicas y empresariales, además de líderes de opinión, escritores y actores se unieron al movimiento al advertir que el nuevo SNA está despertando resistencias, pues hay un grupo de políticos y funcionarios que se oponen al cambio y otros que son incapaces de trabajar de la mano de la ciudadanía.

El actor Diego Luna leyó el mensaje a nombre de organizaciones como Transparencia Mexicana, IMCO, Causa en Común, Fundar, Borde Político, CEEY, Asociación de Bancos de México, ANTAD, COPARMEX, Concanaco, Concamin, CCE, entre otros.

Corrupción, impunidad y violaciones graves de los derechos humanos son enfermedades que están minando la salud de la nación y que amenazan su desarrollo económico político y social. Padecemos todos, una profunda e indignante injusticia. Y no podemos ni estamos dispuestos a acostumbrarnos”, declaró.

“Ante las resistencias encontradas, nos manifestamos más decididos que nunca a seguir construyendo un país de leyes e instituciones (…) #VamosPorMás es una coalición amplia y plural que caminará con organizaciones civiles de todo el país y con aquellos funcionarios y legisladores que quieran aprovechar hasta el último día de esta administración federal para impulsar reformas y acciones y buscará que cada día de los dos periodos legislativos restantes de esta Legislatura sean aprovechados al máximo”, agregó.

Enfatizó que la exigencia social logrará ponerle fin a la simulación y a los vicios privados y fomentará la transformación de las instituciones públicas.

Los que se sumaron al colectivo precisaron que están dispuestos a trabajar y exigir al gobierno federal, gobernadores, Congreso de la Unión y a las legislaturas locales.

“Durante este año hemos identificado renuencia de algunos congresistas locales a trabajar con las organizaciones civiles y académicas de los estaos mediante la figura de Parlamento Abierto. Hemos visto indiferencia hacia mejores prácticas al momento de hacer nombramientos tanto del SNA como de sus espejos en los estados y hemos atestiguado flagrantes atentados contra el derecho a la privacidad y libertad de expresión de periodistas, activistas y defensores de derechos humanos. Esto tiene que parar”, demandaron.

Con información de Excélsior

Compartir

Dejar respuesta