Maestros de la Sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), que bloquean el crucero del monumento a la Madre se han acercado al cerco policíaco instalado en el Cerro del Fortín. 

A bordo de cinco autobuses que secuestraron, los mentores se colocaron de frente a las vallas metálicas instaladas para evitar el paso de manifestantes.

Sus acciones forman parte de las medidas con las que buscan impedir la celebración de la Guelaguetza.

Compartir

Dejar respuesta