Desde la mañana de este lunes, maestros de la Sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) impiden el paso en el monumento a la Madre, como parte de sus acciones para boicotear las fiestas de la Guelaguetza.

El cierre de uno de los accesos al Cerro del Fortín provocó que algunas personas que buscaban llegar al auditorio por ese lado tuvieran que caminar por algunos minutos, sin embargo, la sede de la celebración lució abarrotada por más de 11 mil espectadores.

Los maestros secuestraron camiones del transporte urbano con los que impidieron la circulación en todos los sentidos, lo que provocó severo caos vial en la zona.

Sobre todo porque la Calzada Tecnológico se cerró debido a que en el estadio de futbol ubicado en esta vialidad, se llevaría a cabo la Guelaguetza magisterial y popular, por lo que la zona se llenó de puestos y vehículos.

Durante la protesta, los maestros quemaron la publicidad oficial de la Guelaguetza que minutos antes quitaron de las calles; además, prendieron fuego a un baño portátil que había sido colocado en la zona.

Foto: planofocal.photo 

Compartir

Dejar respuesta