El estudiante estadunidense Otto Warmbier, quien estuvo retenido en Corea del Norte por 17 meses antes de volver a su país hace menos de una semana en estado de coma, murió en un hospital de Cincinnati, informó su familia.

“Desafortunadamente, el terrible y tormentoso tratamiento que nuestro hijo recibió de manos de los norcoreanos impidió que cualquier otro resultado fuera posible más allá de lo que tristemente experimentamos”, dijo la familia en un comunicado tras la muerte del joven de 22 años.

El fallecimiento se produjo la tarde del lunes en el Medical Center de la Universidad de Cincinnati.

La familia sostiene que Warmbier quedó en coma en marzo de 2016, poco después de ser sentenciado a 15 años de trabajos forzados en Corea del Norte. El estudiante fue arrestado por tratar de robar un cartel de propaganda, de acuerdo a la prensa norcoreana.

Corea del Norte liberó a Warmbier la semana pasada diciendo que la decisión obedecía a “razones humanitarias”.

Con información de Excélsior

Compartir

Dejar respuesta