Karime Macías Tubilla, esposa de Javier Duarte de Ochoa, habría sido participe de la red de corrupción del exgobernador, así como también algunos de sus familiares, mismos que al ostentar cargos públicos en la estructura estatal de Veracruz, tenían libre acceso a recursos públicos.

En la red de corrupción de Javier Duarte habría más de 69 implicados.

Durante la gestión de Javier Duarte, Karime se desempeñó como presidenta del DIF estatal de Veracruz, instancia pública que ha sido involucrada con el presunto desvío de recursos públicos destinados a empresas fantasma.

Los padres de Karime, María y Antonio, fueron los principales acusados de haber fungido como prestanombres para la adquisición de bienes con recursos públicos.

Hasta ahora, los padres de la exprimera dama veracruzana han tramitado 14 amparos contra ordenes de aprehensión, citatorios y otros procedimientos.

Brenda Tubilla, formaba parte de la nómina estatal como directora de Programas especiales del DIF de Veracruz, su cargo le permitió tener acceso a recursos públicos sin vigilancia.

Además, fue productora técnica de la Cumbre Tajín, proyecto que comenzó con un presupuesto de hasta 47 millones de pesos y terminó en sólo 5 millones, cuando ella dejó el cargo.

Jorge Fernando Ramírez Tubilla, primo, que fue procurador fiscal de la Secretaría de Finanzas y Planeación del estado durante el arranque de la administración de Javier Duarte y más tarde se convirtió en Subsecretario de Ingresos de dicha instancia estatal.

Actualmente, Ramírez Tubilla enfrenta una investigación por la probable comisión de los delitos de:

  • Desvíos de recursos
  • Enriquecimiento ilícito

Córsica Alejandra Ramírez Tubilla, prima de Karime y hermana de Jorge Fernando, fue directora de comunicación social y estratégicas, se cree que es una de las principales prestanombres y encargada de la adquisición de propiedades en el extranjero con recursos de procedencia ilícita.

Mónica Macías, hermana de Karime, y su esposo, José Armando Rodríguez Hayad, sus nombres figuran dentro de las investigaciones por tener propiedades en el extranjero, además de que el concuño de del exgobernador, fue pieza clave para la captura de Duarte, luego de que se le encontraran más de 11 mil euros en un vuelo con destino a Guatemala.

En la red de corrupción de Duarte y su esposa, se contempla la participación de al menos 69 personas más.

Con información de Excélsior

Compartir

Dejar respuesta