Tras permanecer 32 años preso en una cárcel de Los Ángeles, un internofue dejado en libertad por un juez federal al encontrar un cumulo de errores y tras declararlo inocente, reportaron autoridades judiciales.

Andrew Leander Wilson, que había sido sentenciado por asesinato, ahora podrá ver a su hija Catrina Burks que vive en Michigan y quien tenía diez años cuando su padre fue arrestado, fue dejado en libertad este jueves.

Catrina Burks ahora es una madre de 43 años de edad de seis hijos que nunca han conocido a su abuelo en persona.

Citando “errores acumulativos”, el fiscal admitió el miércoles que Wilson, de 62 años, había sido privado de su derecho a un juicio justo. Un juez rechazó sus convicciones por robo y asesinato con arma blanca de 1984 de Christopher Hanson, de 21 años.

La oficina del fiscal de distrito había insistido que Wilson estuvo involucrado en el asesinato, pero no volverán a abrir el caso sobre este hombre que no pudo despedir a su esposa en el 2003 ni atender al funeral de uno de sus hijos que murió en un accidente de auto.

Entre sus planes inmediatos están el comer una hamburguesa y visitar a su madre de 96 años, Margie Davis, en St. Louis.

Con información de Excélsior.

Compartir

Dejar respuesta