S22 quita a profesor de excelencia de dirección y pone a expresidiario

0

La Sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) logró que el profesor Octavio Estrada no ocupara su nuevo puesto como director de la escuela primaria Guadalupe Hinojosa, en Oaxaca, y en su lugar busca poner a un expresidiario.

El profesor Estrada se hizo conocido el año pasado por negarse a seguir a los líderes de su sindicato y dar clases en la calle a su grupo de primaria, durante el paro que la CNTE inició durante mayo.

Octavio Estrada fue uno de los cinco docentes de su zona que hicieron el Concurso de Oposición en 2015 y obtuvo su calificación de “idóneo” para tener un puesto como director.

Sin embargo, a principios de febrero de este año, la Sección 22 impidió que Octavio Estrada tomara posesión de su nuevo cargo como maestro e intentó que el director de la escuela fuera Othón Nazariega Segura, quien estuvo en prisión durante el año pasado por el delito de robo.

“Ellos llamaron a los padres de familia y junto con los profesores me sacaron. No sé qué le digan a los padres, mentiras, pero no me dejaron dar clases”, dijo en entrevista para El Financiero el profesor de 50 años.

Wilber Santiago Valdivieso, secretario de Prensa y Propaganda de la Sección 22, confirmó que se busca que Nazariega tome posesión del cargo como director de la escuela, pero, hasta ahora, el Instituto Estatal para la Educación Pública de Oaxaca (IEEPO) lo ha impedido y que “se están revisando cada uno de los casos”.

Othón Nazariega fue acusado el año pasado de robo agravado contra el consumo y riqueza nacional, y daño en propiedad ajena en la toma de las instalaciones de Petróleos Mexicanos, además del robo de libros de texto gratuitos y daños a instalaciones de la VIII Región Militar.

En tanto, el profesor que ha sido docente por más de 30 años, explica que cuando hizo su examen, líderes de la CNTE lo intentaron “convencer” para que no se presentara.

“La evaluación no me convenció tanto…pero lo hice. A partir de ese momento, de noviembre de 2015, comenzaron a ser hostiles en mi escuela. Los maestros no me hablaban, pero cuando empecé a dar clases en la calle fue el rompimiento con todo”.

Cuenta que “cuando el IEEPO me habló dejé la escuela Leona Vicario. De todas formas el acoso de la escuela era mucho. De hecho, cuando intenté regresar ya tenían a una maestra sustituta. ¿Cómo le hicieron? No sé, porque se supone que es la autoridad quien aprueba a los maestros”.

Con información de El Financiero

Compartir

Dejar respuesta