Confirma ASF irregularidades por 2 mmdp en cuenta de Cué

0

El reporte de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) fue dado a conocer luego de auditar 25 mil 135.1 millones de pesos de un monto de recursos ejercidos por 29 mil 116.7 millones de pesos.

La Auditoría Superior de la Federación realizó a la anterior administración observaciones por mil 235.9 millones de pesos y señaló un subejercicio por mil 51.1 millones de pesos, tan sólo en el ejercicio 2015.

En total fueron 44 las auditorías realizadas al gobierno de Gabino Cué, tiempo en el que también se identificaron irregularidades por 140 millones 366 mil pesos.

Las auditorías financieras con enfoque de desempeño y de cumplimiento, se realizaron a recursos del fondo de aportaciones de seguridad, gasto federalizado, infraestructura indígena, perspectiva de género, educación básica y unidades móviles, entre otros.

De acuerdo a las auditorías realizadas, en el caso de los recursos asignados del Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y el Gasto Operativo, los ex funcionarios que operaron el presupuesto en el 2015 tendrán que devolver 92.5 millones de pesos y 1.9 millones de pesos que corresponden al Programa Escuela de tiempo Completo.

A estas observaciones también se suma la observación para que se devuelvan 17.4 millones de pesos que fueron entregados a los Servicios de Salud de Oaxaca en la gestión de Germán Tenorio Vasconcelos.

Por otra parte indicó que los ex funcionarios a cargo de los Subsidios para las entidades federativas para el fortalecimiento de las instituciones de seguridad pública en materia de Mando Policial deberán devolver 5.7 millones de pesos.

A través de la auditoría al Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y el Gasto Operativo se confirmó la existencia de 11 mil 815 escuelas o centros de trabajo, así como 82 mil 314 personas trabajando, pero un total de 112 mil 175 plazas.

De las 32 entidades federativas, únicamente en 29 se practicó la validación de plazas pagadas de personal financiables con el FONE, el cual ascendió a 115 mil 013 centros de trabajo, debido a que en Chiapas, Michoacán de Ocampo y Oaxaca, por problemas con el magisterio no fue posible realizar los trabajos del proyecto o en su caso, su participación fue mínima.

La Auditoría Superior de la Federación destacó que una aspiración fundamental de la democratización en nuestro país consiste en incrementar la participación ciudadana en el sistema político y sus procesos.

Señaló que una sociedad más informada incrementa su nivel de exigencia, lo que se traduce en un fuerte impulso para que los gobernantes generen políticas públicas responsables y las ejecuten dentro del marco normativo. Si bien la participación social coadyuva a inhibir algunas irregularidades y prácticas inadecuadas en el ejercicio de los recursos públicos, no resulta suficiente.

Apuntó que la falta de conocimiento ciudadano respecto a lo que hace su gobierno genera desconfianza y, con ello, el debilitamiento de nuestras instituciones democráticas.

Por ello, subrayó, es fundamental el impulso y fortalecimiento de la participación social, cuya influencia trasciende el ámbito de la eficiencia y transparencia de los programas públicos y sus acciones, y se extiende en general al avance del proceso democrático.

Puntualizó que compartir información no hace a las entidades públicas más vulnerables; por el contrario, les da fortaleza y legitimidad. Para ello, la ASF ha instrumentado diversos mecanismos de participación ciudadana para que los interesados den a conocer datos sobre posibles irregularidades, con el fin de atender de forma directa los reclamos que sean de su competencia.

Tiempo de Oaxaca publicó en la víspera que la Secretaría de la Función Pública reportó que en el primer lustro de la gestión de Gabino Cué Monteagudo en el Gobierno del Estado se hicieron 523 observaciones en auditorías a recursos federales ejercidos por un monto superior a los 4 mil 399 millones de pesos.

El informe dado a conocer en marzo de 2016, ocho meses antes de que terminara el sexenio pasado, da cuenta de 151 observaciones por un monto de 609.3 millones de pesos, las cuales fueron realizadas al Seguro Popular, al Fondo de Infraestructura Deportiva, al Fondo Regional (Fonregión), así como a los Servicios de Salud y otros programas y fondos.

También se reporta que en el 2014 se realizaron 10 auditorías y que se emitieron 70 observaciones por un monto de 541 millones 204 mil pesos, sobre todo a programas de la Secretaría de Seguridad Pública, los Servicios de Salud de Oaxaca, Fonregión y de los Fondos Metropolitanos y el programa de construcción y rehabilitación de sistemas de Agua Potable y saneamiento en Zonas Rurales.

A estas se suman 5 auditorías del 2013, con 26 observaciones por 170.7 millones de pesos y por 1 mil 266.7 millones de pesos y 116 observaciones en el año 2012, cuando se realizaron 6 auditorías.

En el 2011 el monto de las auditorías se ubicó en 1 mil 551.3 millones de pesos y ameritaron 94 observaciones, sobre todo por el ejercicio de programas regionales y recursos para el tratamiento de aguas residuales.

En tanto que en el 2010, las observaciones fueron del orden de 260.6 millones de pesos.

El documento dirigido a Jorge Pulido Vásquez, titular de la Unidad de Asuntos Jurídicos y presidente del Comité de Información de la Secretaría de la Función Pública, no señala si las observaciones fueron solventadas y únicamente hace del conocimiento de la información que existía en base de datos de la Unidad de Operación Regional y Contraloría Social.

La semana pasada se informó que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) investiga el destino de 7 mil 462.8 millones de pesos, asignados en el último año de la administración de Gabino Cué Monteagudo y que formaron parte de recursos enviados a la Secretaría de Finanzas a través de convenios.

 

Entre los recursos aún sin comprobar destacan 1 mil 722 millones 213 mil 98 pesos enviados al Seguro Popular en el año 2016 y 1 mil 300 millones de pesos destinados al Fortalecimiento Financiero para enfrentar la crisis económica del cierre de sexenio.

Según el reporte, también se investigan 114.3 millones de pesos enviados para el sector agropecuario; otros 170.1 millones de pesos asignados al Seguro Popular; 190.4 millones de pesos destinados a la atención de comunidades marginadas; 95.4 millones de pesos del Fondo de Previsión del Centro Estatal de Radioterapia y Oncología; así como 106.3 millones de pesos para obras de agua potable, alcantarillado y saneamiento en zonas rurales y urbanas.

Otros recursos destinados al fortalecimiento estatal por 380 millones de pesos y 311.4 millones de pesos del Fondo de Estabilización de los Ingresos de las Entidades Federativas 2016, también forman parte del paquete que se investiga.

También recursos del fortalecimiento para la Inversión 2016 por un monto de 695.5 millones de pesos todavía no son justificados por los ex funcionarios de Gabino Cué.

Los recursos que investigan las autoridades federales fueron recibidos antes de que se realizaran las elecciones de Gobernador, diputados y presidentes municipales, en el primer semestre del 2016.

Staff Tiempo

 

Compartir

Dejar respuesta