Los alcatraces

0

Hoy regreso a mi “alma mater”, el ARTE, entre los que destaca la LITERATURA, pero NO me aleja de la pintura, del modelado, de la escultura y tampoco de la música (lenguaje universal), la danza (sobre todo el DANZÓN) el cine (donde ya se está colocando mi hijo más joven, quien ya logró ser invitado, el año pasado a exhibir uno de sus primeros CORTOMETRAJES en CANNES). Tengo en casa, entre otros tesoros que me han obsequiado algunos de mis lectores. Hace tres años, un importante industrial oaxaqueño me llamó por teléfono a TIEMPO, y al día siguiente me entregó un tesoro INVALUABLE, ÚNICO en su género, la versión en ESPAÑOL de la ENCICLOPEDIA BRITÁNICA. ¡Enorme regalo! El cuadro que tengo en materiales sólidos es el de “LOS ALCATRACES”, obre artística triunfadora desde el nombre. La he visto en dibujo, en trazo sobre papel, pintura maravillosa. NO recuerdo si el original es de alguien como Rivera o como el gran maestro pintor oaxaqueño, Don Rufino Tamayo. O a la mejor del OCOTECO Morales. Este cuadro pequeño, quizá en arcilla o en yeso, no rebasa los 30 cm., por los cuarenta. Lo que es suficiente para verlo a diario cuando abro la puerta principal de “la casona”. ¡Lo veo a diario y cada día lo admiro más! ¡Qué maravilla de ALCATRACES tan blancos como el alma de las vírgenes! Y la mujer que los presenta y observa de espaldas, desnuda totalmente, en “cuclillas” frente a las flores más bellas del planeta (igual que las rosas, las margaritas, los tulipanes, las buganvillas, los geranios…(Ojalá que algún día me visitara en mi casona de adobe, madera, aluminio y cristal para que admirara mi “jardín” de muy pocos metros cuadrados, pero lleno de amor, pues llena con mucho mi “jubilación”) Por cierto, en los últimos diez o quince años, me han visitado personas como el Doctor en Teología Humberto Medina Villegas, QPD, el Doctor en Economía, de La Sorbona, Bricio Espinoza, los amigos de TIEMPO de Oaxaca, mi hijo, gran abogado que se encuentra en la ANTESALA para ser MAGISTRADO del TRIBUNAL FEDERAL ELECTORAL DEL PODER JUDICIAL DE LA FEDERACIÓN. Mi hija mayor, que decidió tener DOS nacionalidades, junto con su hermana. Las dos mujeres estudiosas de la lengua inglesa, triunfadoras en aquel país en el que TRUMP NO podrá dañarlas. Desde luego, también DOS preciosos NIETOS míos, Gibrán que está empezando su PUBERTAD y que aún NO sabe hacia dónde dirigirse y SOFÍA , que ya estudia en el CEDART (porque ella decidió inscribirse en esa escuela de calidad). NO muchos más, porque nunca he sido AMIGUERO al vapor, pero suficientes, por todo. Mi cuadro de los ALCATRACES me fascina y me deja extasiado cada vez que lo veo. Sobre todo la belleza de la mujer, desnuda de la cabeza a los pies, de espaldas…porque en cuanto a las bellas flores, en mi planta alta, entre mis treinta y tantas macetas preciosas, tengo una con su planta de dicha flor extraordinaria, que FLORECE DOS VECES al año. NO más de seis flores, que me van acompañando de una o dos, por varias semanas y que alegran mi vida por varios meses. A veces he pensado en dibujarlas o pintarlas en un lienzo. Luego rectifico y me digo a mí mismo, MIMISMO, mejor dedícales unas líneas; tienes más práctica en ese arte. Por eso es que hoy he compartido con ustedes este tema, el de LOS ALCATRACES. Cuando guste venir a verme aquí en “la casona”. Tengo pocas plantas, pero todas EXTRAORDINARIAS. ¡Las disfrutamos mucho!

Opinión de Juventino Gamelí Cruz García

Compartir

Dejar respuesta