Les quedó a deber Cué; quieren embargarlos

0

Proveedores que surten al programa de uniformes escolares del gobierno estatal denunciaron que las autoridades les adeudan todavía 138 millones de pesos, sin que sepan cuando se cubrirá la totalidad de los montos que no pagó el ex gobernador Gabino Cué Monteagudo.

Indicaron que los ex funcionarios del gobierno de Cué no atendieron como se debía este tema, y solo los recibieron en algunos momentos, pero no lograron mayores avances y ahora se encuentran desesperados ya que muchos deben créditos.

“Estamos a punto del embargo; necesitamos el apoyo del gobernador Alejandro Murat Hinojosa”, expresaron en una protesta realizada ayer en esta capital.
El representante Neftalí Diego García Aguilar, explicó que en las reuniones que tuvieron se analizó la forma de pagarles, esto se realizaría a través de varias entregas pero no se cumplió.

Además, les indicaron que se habían atendido otros temas que eran prioritarios como el problema en el sector Salud, lo que provocó que se quedaran sin los recursos que les correspondían.

Esperan que se atienda el caso de manera correcta porque no quieren que se quede una deuda del 90 por ciento, como parece que sucederá, por lo cual esperan que se tomen otras medidas.

Fueron más de un millón de uniformes los que entregaron cuando se los pidieron, pero lo lamentable es que no se haya liquidado el monto de lo que trabajaron.

García Aguilar sostuvo que apoyaron el programa de uniformes de manera correcta, por ello la entrega de uniformes fue uno de los más fuertes aspectos en la administración anterior y que generó mayor prestigio, pero no es posible que no hayan cubierto los pagos.

Dijo que tienen incertidumbre sobre la posición que tendrá el nuevo gobierno ante este problema, por ello demandan que se cubra el pago total de lo que se debe a la brevedad posible.

Asimismo, están analizando la situación legal con sus abogados para verificar lo que tendrán que hacer; “por ello llamamos a las autoridades para que cumplan con sus obligaciones, al ex director del programa Diego Rule para que se brinde la información que se requiere para que nos paguen, también estamos buscando medidas para que se logre atención urgente”, expresó.

Señaló que el gobierno tiene la información total de lo que realizaron, las facturas, los contratos y movimientos ejecutados, por lo que demandaron una reunión con representantes del gobierno para que analicen la situación y con ello, logren el pago de los productos que entregaron.

CUÉ CONSIDERÓ NORMAL ADEUDOS

El ex gobernador Gabino Cué Monteagudo siempre consideró “normal” los adeudos y negó que su gobierno estaba en “bancarrota”.

El pasado 4 de octubre de 2016, entrevistado al término de la entrega de obras en el albergue “Ciudad de los Niños”, Cué Monteagudo consideró como “normal” lo que se vive al finalizar cada administración, “lo cual se va a superar en los próximos meses, ya que se trabaja para que se cumpla con estas medidas en beneficio de la sociedad”.

Expresó que al iniciar su administración, la deuda que le habían dejado se había incrementado en un mil por ciento, y en esa ocasión era sólo del 100 por ciento.
Anunció que en los meses de octubre y noviembre de 2016 su gobierno iba a pagar los compromisos pendientes, “por eso hubo un retraso en el programa de becas que ya se comenzó a pagar, en el de personas con discapacidad, programas que no existían antes de este gobierno”; sin embargo jamás cumplió.

“Se hicieron cortos plazos para poder pagar obras, lo que se logró, y simplemente se tuvo un retraso que se va a resolver en los próximos días”, expresó entonces.
“Además, se está gestionando ante la Secretaría de Hacienda más recursos, pues no se tiene que olvidar que se tuvo que enfrentar un déficit del IEEPO de seis mil millones de pesos”, afirmó el entonces gobernador.

“No se está en bancarrota; cuando se está en bancarrota es cuando no se tienen ingresos: el gobierno estatal tiene ingresos pero también gastos, por eso se ha administrado el recurso para pagar los cortos plazos; se está priorizando el pagar a los diversos programas”, ponderó.

“Y se va a tener que dejar lo menos posible, cómo cuando yo llegué al gobierno, me dejaron deudas por más de dos mil 500 millones de pesos y no pasó nada, simplemente se pagó; no me espanté de pagar los PPS, porque no son deudas personales, sino de un gobierno”.

En esa ocasión señaló que dejaría saldada la deuda en Ciudad Administrativa, “y no por eso me estoy quejando del anterior gobernador, y el próximo gobernador tendrá que seguir pagando Ciudad Judicial; nosotros nos tuvimos que endeudar por fenómenos naturales; uno de la anterior administración que no pagó mil 500 millones de pesos de 2009, y el sismo del 2012, cuando tuvimos que restituir viviendas, carreteras, puentes; todo está en los libros blancos”.

Así también, dijo que cuando llegó la deuda había crecido mil por ciento y en la actualidad solo se incrementó en un 100 por ciento.

Con información de Iván Castellanos

Compartir

Dejar respuesta