Guardia “casi” dispara a la Reina Isabel II

0
Britain's Queen Elizabeth smiles during her visit to her grandson, Prince William, at RAF Valley, in north Wales , in this file picture taken April 1, 2011. Queen Elizabeth surpassed George III on May 12, 2011, to become the second-longest reigning British monarch in more than 1,000 years of history. To match Reuters Life! BRITAIN-QUEEN/ REUTERS/Christopher Furlong/Pool/Files (BRITAIN - Tags: SOCIETY ROYALS IMAGES OF THE DAY)

Isabel II de Inglaterra, 90 años, estuvo a punto de que uno de sus guardias le disparara una noche por error. El suceso, que acabó como un encontronazo gracioso y sin heridos, ha sido revelado esta semana según ha adelantado el diario británico The Times.

Una noche, alrededor de las tres de la madrugada, el guarda estaba haciendo su patrulla cuando, de repente, vio un figura humana en la oscuridad. Él pensó que se trataba de un intruso y le gritó: “¿Quién es? Y ahí llegó la sorpresa, se trataba de la reina. “¡Maldita sea, Majestad, casi le disparo!”.

El vigilante, unos segundos después, se dio cuenta de que le había hablado de forma grosera a Isabel II y esperó el momento de la reprimenda. Pero el resultado fue hasta humorístico. “Eso está muy bien”, le respondió la monarca. “La próxima vez llamaré antes de salir a pasear para que no tengas que dispararme”.

La reina camina por los jardines del palacio de Buckingham cuando tiene problemas para dormir, según ha contado este exguardia al medio británico.

La salud de la reina de Inglaterra preocupa en los últimos días. Isabel II no asistió el pasado domingo al servicio religioso de primero de año por culpa de un “resfriado intenso” que la obligó a quedarse en casa el día de Navidad, según informó el Palacio de Buckingham. Tampoco se ha dejado ver en público en las últimas semanas. Sin embargo, la monarca reinante más veterana del mundo sigue recibiendo sus cajas rojas que contienen papeles oficiales y trabaja en su despacho. Estas navidades, como es su costumbre, las ha pasado en su propiedad privada Sandringham en Norfolk, al este de Inglaterra, con miembros de su familia. Eso sí, convaleciente.

Con información de El País

Compartir

Dejar respuesta