SV-AS10 ImageData

Ixhuatán.- Pobladores de este municipio tomaron la alcaldía y exigieron al edil, César Augusto Matus Velásquez, despedir a los 40 empleados del ayuntamiento porque están desde la administración anterior, de filiación panista, y no trabajan. Advirtieron que no permitirán que ocupen plazas por dos años más.

“No vamos a permitir que gente a la cual no le gusta trabajar cobre un salario; en el ayuntamiento necesitamos gente responsable”, señalaron.

Augusto Matus prometió a los manifestantes evaluar a los trabajadores para decidir sobre su permanencia.

Con información de La Jornada

Compartir

Dejar respuesta