Este 2017 llega con muchos retos económicos, ya que se prevé que la liberación del precio de la gasolina provoque alzas generalizadas.

Lo recomendable es recibir el año con el pie derecho, es decir con finanzas sanas, lo más libre posible de deudas y con un colchón para enfrentar imprevistos.

La Condusef sugiere:

  • Si guardaste una parte de tu aguinaldo, puedes utilizarlo para pagar tus deudas más pequeñas.
  • Antes de acudir a una casa de empeño, revisa otras alternativas como algún crédito personal o de nómina en alguna institución financiera, considéralo sólo si es una verdadera emergencia.
  • Si usaste tu tarjeta de crédito para las compras navideñas paga más del mínimo para liquidar lo más pronto tu deuda.
  • Si tu acreedor actual te cobra intereses altos, una alternativa es cambiar a otro que te ofrezca mejores condiciones. En www.buro.gob.mx puedes comparar diferentes alternativas.
  • Realiza un presupuesto para conocer tu capacidad de pago y eliminar deudas, primero identifica tus ingresos, es decir, el dinero que recibes, posteriormente registra los gastos que realices, esto te ayudará a conocer en qué y cuánto gastas, también puede ayudarte a eliminar aquellos gastos innecesarios y destinar ese dinero para saldar tus deudas.
  • Una vez que realices tu presupuesto es momento de hacer un recorte, debes comenzar por los gastos en familia.
  • Todos los miembros tienen que hacer un esfuerzo para dejar de consumir aquello que les gusta o cuidar los recursos con los que cuentan, puede ser mientras el proveedor de la familia se restablece o incluso implementarlo indefinidamente.

La Condusef establece que si tienes un buen balance en tu vida económica es mucho más fácil lograr tus metas.

Y es que aquí viene la llamada cuesta de enero y con ella los problemas económicos que lleva a muchas familias a acudir a las casas de empeño.

Con información de Excélsior.

Compartir

Dejar respuesta