Tras ensuciar su imagen con su desplante de higiene al desinfectarse las manos de inmediato, luego de haber saludado a los fans en un concierto de Año Viejo, Robbie Williams se burló de su esplante y repitió la escena de usar gel antibacterial, pero ahora nada menos que con su suegra.

Si en el concierto estrechó cuantas manos de admiradores se extendían hacia él, en su espontáneo “baño de pueblo”, para luego en el escenario aplicarse desinfectante con mueca de disgusto, ahora el astro británico del pop volvió a recrear la aséptica escena con la madre de su esposa, Ayda Field.

En un video de Instagram, el cantante de 42 años aparece saludando de mano y abrazando a su suegra, quien le desea un bueño 2017.

Pero cuando ésta se retira Robbie al parecer tiene otro momento de misofobia (miedo patológico, ligado al trastorno obsesivo-compulsivo, a la suciedad, la contaminación y los gérmenes) y vuelve a hacer uso del gel sanitizante para manos con una mueca de asco.

Con información de Excélsior.

Compartir

Dejar respuesta