La Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) se sumó a la petición de otras confederaciones y cámaras de reducir el impuestocon que se grava a las gasolinas.

Para dicho organismo, las gasolinas debieran tener un impuesto acumulado no mayor a 30%, tal y como sucede en América del Norte, en lugar del 40% actual.

El presidente de la Canacintra, Enrique Guillén, dijo en un comunicado que el Impuesto Especial sobre Productos y Servicios (IEPS) de 26%, se suma al 16% del Impuesto al Valor Agregado (IVA) con que también se gravan los combustibles “una carga impositiva excesiva que impacta los costos de toda la cadena productiva nacional y el bolsillo de los mexicanos”.

Planteó cinco propuestas para enfrentar el panorama actual de manera que se transite de un Pacto por México a un Proyecto por México de largo plazo.

Además, pidió reindustrializar al país en el mediano plazo y por ende aumentar la producción de combustibles y petroquímicos, lo que incluye la construcción de dos nuevas refinerías.

Firmar un Acuerdo Nacional de Fortalecimiento a Proveeduría Nacional que incluya a los tres órdenes de gobierno y a los tres poderes de la unión. En el que se incluyan temas como pago oportuno a proveedores, incrementar la proveeduría nacional, elevar el contenido nacional en el sector energético para llegar al 50%; no cobrar impuestos a la generación de nuevos empleos.

Eficiencia en el gasto público, transparentar el uso de los recursos públicos y hacer los cambios constitucionales para revocar el mandato a los gobernantes que hagan mal uso de los recursos públicos. Y, reducir los impuestos a las gasolinas.

Compartir

Dejar respuesta