Angelina Jolie reaparece feliz tras ruptura con Brad

0

Tres meses después de que fuera fotografiada por última vez, Angelina Jolie ha vuelto a dejarse ver. La actriz ha recibido el 2017 en el pueblo de Crested Butte (Colorado), donde está disfrutando de unas blancas navidades en compañía de sus hijos. Estrenando sonrisa y bien abrigada, la protagonista de Maléfica aprovechó para salir a pasear con dos de sus hijos, Shiloh, de diez años, y Knox, de ocho, que demostraron que el hecho de estar bajo cero no fue un impedimento para que disfrutaran de un rico helado. Además, compraron una caja de manzanas de caramelo y entraron en Pooh’s corner, una tienda de juguetes y libros.

Sin duda, no están siendo unas fechas fáciles para la actriz. Se trata de las primeras que pasa desde que anunciara su separación de Brad Pitt el pasado 19 de septiembre, pero ella se ha refugiado en sus hijos, que son el principal motor de su vida y que la han ayudado a no perder la sonrisa. Angelina, de 41 años, ha querido que sus pequeños disfrutaran al máximo de sus vacaciones y se lo pasaran en grande en las pistas de esquí de Colorado, donde estos días también ha sido fotografiada paseando con otra de sus hijas, Vivienne, quien a pesar de estar nevando también quiso tomarse un helado.

Según han publicado algunos medios, Jolie habría alquilado una casa de lujo de casi cuatro millones de euros para disfrutar de este viaje con todas las comodidades posibles: cuenta con seis dormitorios y una pista privada que permite esquiar directamente sin tener que salir del recinto.

Eso sí, ni rastro de Brad Pitt, al que vimos por última vez en un acto público a finales del pasado mes de noviembre cuando vino a Madrid para presentar su nueva película, Aliados, junto a su compañera Marion Cotillard. Según publicó en exclusiva la revista Us Weekly, el actor se reencontró con sus hijos el fin de semana de Navidad y aprovechó para darles los regalos que les había comprado para festejar estas fechas tan señaladas. Según sus fuentes, fue Angelina la que organizó la quedada y, al parecer, el terapeuta de los niños (que supervisa las visitas que tienen con su padre) también estuvo presente.

Estas nuevas fotos de Angelina después de tanto tiempo coinciden con una información que ha publicado el periódico Daily Mail, que recoge las declaraciones de un amigo cercano a Pitt, que asegura que estas han sido las peores navidades de su vida. “La angustia de Brad es evidente en este momento. Ha echado mucho de menos estar con sus hijos en Navidad y Año Nuevo”, explica la fuente, y añade: “Estas visitas supervisadas son un verdadero infierno para él. Rompe a llorar tantas veces… ya no tiene vergüenza de llorar”.

Quizá en este 2017 Brad y Angelina consigan llegar por fin a un acuerdo. Tal y como supimos a finales del pasado mes de diciembre, el enfrentamiento de la pareja se ha avivado después de que el actor acusara a su ex mujer de poner en riesgo la intimidad de sus hijos. Además, Pitt solicitó de nuevo al juez que mantenga bajo secreto los documentos referidos a la custodia de los niños. A comienzos de diciembre, un juez de Los Ángeles ya rechazó esa misma solicitud del actor. “El juzgado reconoce el derecho a la intimidad y a la privacidad de los menores y se guiará, en todo momento, por lo que más les favorezca”, sentenció.

Los actores alcanzaron un acuerdo por el que los niños permanecerían bajo la custodia de la madre y continuarían con las visitas terapéuticas con su padre. No obstante, fuentes del entorno de Pitt aseguraron que no se trata de una resolución definitiva sino de una extensión de un acuerdo temporal de custodia previo. La actriz reclama la custodia legal en solitario de sus seis hijos, mientras que el actor quiere la custodia compartida, después de que las autoridades cerraran la investigación sin presentar cargos contra Pitt por un presunto caso de abuso con uno de sus hijos a bordo del avión privado de la familia. Un hecho que, al parecer, propició que Jolie pidiera la disolución del matrimonio.¿Conseguirán llegar a un acuerdo?

Compartir

Dejar respuesta