A partir de este lunes, el personal de las delegaciones de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) acudirán a los domicilios de los beneficiarios del Programa 65 y Más, para realizar la prueba de supervivencia.

Este lunes, la dependencia informó que han sido modificadas las reglas de operación de este programa, que actualmente beneficia a más de 5.5 millones de personas.

Destaca la eliminación de la obligación que tenían las personas mayores de edad, para acudir a las delegaciones cada seis meses a demostrar que siguen con vida, pese a sus condiciones físicas o estado de salud.

Así, a partir de este lunes, las delegaciones de la Sedesol en los estados son las responsables de verificar la validez de los documentos y resguardar los expedientes de los beneficiarios.

También las delegaciones serán las responsables de realizar los trámites de incorporación de beneficiarios al padrón de 65 y Más, y la actualización del mismo.

Entre sus nuevas obligaciones, las delegaciones deberán confrontar de manera mensual los datos del padrón con otras instituciones pensionarias, como el IMSS, ISSSTE, Pemex o Fuerzas Armadas, así como con el Registro Nacional de Población y las oficinas del Registro Civil locales.

La Sedesol indicó que se establecerán los mecanismos de coordinación con las dependencias federales, autoridades estatales y municipales, con el objetivo de garantizar que los trabajos no se contrapongan, afecten o presenten duplicidades con otros programas.

“El Programa para Adultos Mayores instrumentado por la Sedesol, ha demostrado su eficiencia en la combinación de entrega de una pensión monetaria no contributiva, sumada a la realización de acciones para aminorar el deterioro de la salud física y mental de este grupo de la sociedad en condición de vulnerabilidad”, indicó la dependencia en un comunicado.

El Programa 65 y Más está diseñado para aportar un apoyo económico bimestral de mil 960 pesos a las personas que acrediten contar con 65 o más años de vida y que no reciben una pensión contributiva.

Actualmente el padrón de este programa de la Sedesol cuenta con 5.5 millones de beneficiarios, de los cuales a 1.4 millones se les bridan servicios médicos del Seguro Popular y 800 han realizado certificación de estudios a través el Instituto Nacional para la Educación de los Adultos (INEA).

Para este 2017, este programa de asistencia contará con un presupuesto de 3 mil 100 millones de pesos, prácticamente el mismo que recibió en este año el año pasado.

El pasado 9 de diciembre se denunció que 493 promotores del programa, principalmente en Tabasco y Veracruz, fueron separados de su cargo y son investigados, al detectarse que habían alterado los registros para cobrar el beneficio de 3 mil 900 personas.

Con información de Excélsior.

Compartir

Dejar respuesta