Surge otro “justiciero”, en la México-Texcoco

0

“¡Ya valió madre!”, gritó uno de dos hombres que amagaron con arma de fuego a los pasajeros de una camioneta del transporte público que circulaba por la carretera federal México-Texcoco, en la que viajaba un policía de la Ciudad de México que se opuso al asalto, con saldo de un usuario y un presunto ladrón mu​ertos.

Fuentes locales informaron que una unidad de la línea Los Reyes-Chimalhuacán-Chicoloapan y Anexas salió de la colonia El Chocolín, en Chimalhuacán, con destino al Metro Santa Martha, en la Ciudad de México.

Añadieron que antes de las 7:00 horas dos hombres subieron en el kilómetro 27.5 de la carretera México-Texcoco, a la altura del puente de Piedras Negras, y luego de que se cerró la puerta uno de ellos gritó: “¡Ya valió madre!”; entonces un pasajero sacó su pistola y se inició la balacera en el interior del vehículo.

A bordo de la camioneta, dijeron las fuentes, murió un hombre, al parecer usuario, y en el exterior, uno de los presuntos asaltantes, quien tras ser lesionado y caer de la unidad, fue pateado por algunos pasajeros que se dieron a la fuga.

Indicaron que el pasajero que se opuso al robo es policía ministerial de la Ciudad de México y se dirigía a laborar cuando fue lesionado con disparo de arma de fuego en una rodilla.

Inicialmente, relataron, se dijo que había muerto el pasajero que repelió el asalto y uno de los presuntos delincuentes, aunque sólo falleció uno de los supuestos ladrones y un presunto usuario del transporte; aunque versiones policiacas indican que podría tratarse del otro ladrón, lo que será determinado con las investigaciones de la Fiscalía General del Estado de México.

Las fuentes locales expresaron que, según testigos, la unidad de transporte público era seguida por un vehículo cuyos ocupantes al parecer eran cómplices de los dos asaltantes, por lo que policías estatales y municipales implementaron operativos para ubicar la unidad, pero no lo lograron.

Por los hechos fueron detenidos el conductor de la camioneta del transporte público y el policía capitalino que repelió la agresión, quienes fueron presentados ante el Ministerio Público para deslindar responsabilidades.

Con información de Sun

Compartir

Dejar respuesta