Peso sufre pérdidas de 20%: su peor año desde 2008

0

Durante 2016, el peso mexicano se davaluó 20 por ciento frente al dólar y aunque ayer se recuperó un marginal 0.17 por ciento culminó su peor año desde la crisis de 2008, en medio de una caída de los precios del petróleo y la incertidumbre en torno a las políticas del próximo gobierno de Estados Unidos. La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) cerró con rendimiento acumulado de 6.20 por ciento, su mejor desempeño en cuatro años, aunque ayer perdió 0.58 por ciento. El dólar para operaciones al mayoreo reportado por el Banco de México se vendió el último día hábil en 20.64 y se compró en 20.63. Sin embargo, el dólar libre en bancos de la capital mexicana se vendió en 21.06 pesos a media jornada y se compró en un mínimo de 19.87 pesos, y el reportado por Banamex se mantuvo sin variación, al venderse en 21 pesos.

La depreciación del peso frente al dólar es superior en algunos casos en 21 por ciento, dependiendo del tipo de transacción monetaria en el mercado de divisas, como es el caso de la cotización diaria que ofrece Banamex, que en estos días festivos de fin de 2016 lo mantuvo en 21 pesos por dólar. El primer día hábil del año, el 4 de enero, el dólar se cotizaba en 17.33 pesos, por lo que a la fecha hay un deslizamiento de 3.67 pesos por divisa estadunidense.

La moneda local, la más golpeada entre las principales del mundo, se hundió en noviembre a su mínimo histórico de 21.39 unidades, de acuerdo con el seguimiento de Reuters, tras la inesperada victoria de Trump, quien ha amenazado con abandonar el Tratado de Libre Comercio que su país mantiene desde 1994 con México y Canadá. Y de los 18.42 pesos en que estaba el dólar en operaciones al mayoreo reportadas por el Banco de México el 8 de noviembre, día de las elecciones en Estados Unidos, pasó a revalorarse a 20.50 al 30 de noviembre, último día hábil de ese mes, lo que representó para la moneda mexicana una devaluación en tan sólo 15 días de 8.92 por ciento.

Trump también prometió bloquear las remesas desde su país, importante fuente de divisas para la segunda mayor economía de Latinoamérica. Las amenazas del presidente electo se sumaron a las crecientes preocupaciones en torno a un alza de tasas de la Reserva Federal de Estados Unidos y una caída de los precios internacionales del petróleo, abonando los temores sobre el futuro de la economía local.

A principios de año pensábamos que todo iba ser muy tranquilo, pero no, resulta que no, lamentó Gabriela Siller, economista del banco Base en la norteña ciudad de Monterrey, citado por la agencia Reuters. Fue un año terrible, comentó.

El retroceso acumulado de 20 por ciento representa el peor desempeño desde 2008, cuando las finanzas mundiales colapsaron por la crisis crediticia en Estados Unidos. Analistas esperan que la moneda continúe debilitándose el próximo año y que alcance niveles incluso por arriba de 25 unidades, también presionada por la cercanía de las elecciones presidenciales locales de 2018, asentó Reuters. El mercado va a estar muy sensible a cualquier cosa que diga Trump. Creemos que el primer trimestre va a ser determinante para el resto del año, agregó Siller.

La BMV, de plácemes

La bolsa mexicana acumuló una ganancia anual de 6.20 por ciento, luego de que en la última sesión de 2016 su índice líder retrocedió para ubicarse ligeramente por arriba de la barrera de las 45 mil 500 unidades. El principal índice accionario, el IPC, que agrupa a las acciones más líquidas, bajó el viernes 0.58 por ciento a 45 mil 642.90 unidades, equivalente a menos 266.41 con un volumen de 83.8 millones de títulos negociados.

Con información de La jornada 

Compartir

Dejar respuesta