Cuando sabemos que un perro llegará a nuestra familia, lo primero que usualmente hacemos es ir a comprarle algunas cosas básicas, como alimento, platos, camita, collar y, claro está, su correa para pasear con él.

Y, aunque hay muchas personas muy disciplinadas (¡felicidades, dueños responsables!) que continúan religiosamente con esta actividad, la realidad es quela mayoría comienza a fallar pronto. Que si ya nos dio flojera, que si estamos muy ocupados, que si hace frío, que si hay mucho sol, que si ya llovió, que si mejor mañana… Los pretextos sobran.

Pero, ¿es en realidad tan importante que un perro pasee diariamente? La respuesta es: SÍ. Y, ¿qué crees? Que dar una buena caminata diaria también es muy benéfico para ti.

Aquí te contamos por qué.

1. Más ejercicio

 

Para la mayoría de los perros, sobre todo los que viven en grandes ciudades, el paseo diario es su principal fuente de ejercicio. Muchas veces pensamos que por tener un jardín grande o por haber jugado con nuestros perros ya cubrimos la cuota de actividad física, pero no es así. En general, un perro necesita entre media y una hora de paseo diario para quemar la energía que tiene acumulada y obtener los beneficios del ejercicio (que también serán los mismos para ti).

2. Vínculo más sólido entre ustedes

 

Seguramente ni lo habías pensado, pero al pasear con tu perro se refuerza la interacción entre ustedes, pues él se sentirá más unido a ti. Cuando lo haces correctamente (él y tú van calmados, a buen paso, caminando juntos), tu perro seguirá más tus órdenes porque confía en ti y te respeta más.

3. Mucha diversión

 

Casi todos los perros aman los paseos, pues para ellos son muuuy divertidos y estimulantes (¡imagínate cuántas cosas pueden oler!). Recuerda que la principal fuente de malos comportamientos, como destrucción y ladridos incesantes, surgen porque los perros están aburridos. Así que en lugar de hacer corajes, mejor lleva a tu perro a dar una vuelta por el barrio.

4. Más (y mejor) socialización

 

Si tu perro no es el más sociable con otros perros, el paseo puede ser una solución. Queda con algunos amigos y lleven a pasear a sus perros “en manada”, eso sí, todos con correa, por favor. Den un buen paseo, de al menos media hora o una hora, y repítanlo cuando puedan. Con constancia y disciplina, tu perro hará buenos amigos muy pronto.

5. Un poco más de disciplina

 

El paseo es una gran manera de crear una rutina diaria para darle más estabilidad emocional a tu perro (y a ti también). Además, es un gran momento para reforzar algunos comandos, como hacer que se siente antes de cruzar la calle y esperar a que tú le indiques para hacerlo, caminar junto o caminar más rápidamente, por ejemplo. No olvides que al final siempre debes dejarle un rato de esparcimiento para olisquear a sus anchas, pues no todo debe ser disciplina sino que también debe haber un poco de diversión.

6. Mejor salud

 

Algunos de los problemas más graves que enfrentamos tanto humanos como perros es el sobrepeso, la obesidad y la diabetes. Ayúdalo a mantenerse sano y en línea con una caminata diaria (y una buena alimentación también). ¿Tu perro sufre de estreñimiento? Asegúrate de que tenga agua siempre y paseen diariamente. Verás los cambios rápidamente. ¡Ah! ¿Y qué crees? Que tú también estarás más saludable y será más fácil mantener tu peso ideal.

7. Descanso reparador

 

Pues sí, cuando tu perro y tú dan un buen paseo, se cansarán. Eso significa que estarán más relajados tanto física como mentalmente, comerán mejor y, lo mejor de todo, dormirán muy bien.

¿Qué tal? ¿Ya te dieron ganas de pasear con tu perro? Si de plano no tienen mucha experiencia en el tema, no te agobies. Comiencen con sesiones cortas, de 10 minutos, y cada semana ve aumentando otros 10 minutos más al paseo hasta llegar a media hora por lo menos e, idealmente, una hora. Puedes hacerlo un par de veces por semana y poco a poco aumentarlos hasta que logren hacerlo diariamente.

Eso sí, no olvides tener a la mano su collar, correa, placa de identificación con datos actualizados y, muy importante, bolsitas para recoger la popó de tu perro. Ahora sí, ¡felices paseos!

Si quieres saber más, visita The Huffington Post México.

Compartir

Dejar respuesta