Los 53 elementos de la Policía Municipal de Jiquilpan, que habían sido concentrados en la capital michoacana para ser investigados tras el asesinato de seis hombres, ya regresaron a sus funciones.

Sin embargo, a partir de ahora será un mando estatal quien se haga cargo de la dirección del cuerpo policiaco.

En un comunicado, la Secretaria de Seguridad Pública dio a conocer que en cuanto cumplieron las 36 horas que marca la ley en el arresto administrativo, los elementos regresaron a su municipio donde continúan con sus labores de vigilancia.

Los elementos realizan su trabajo de manera normal, pero bajo el mando del estado, quien nombró a un encargado para desempeñar las funciones de director.

Sobre el traslado de los uniformados a Morelia, la dependencia aseguró que en todo momento los policiacas contaron el respeto a sus garantías individuales.

Con información de Excélsior.

Compartir

Dejar respuesta