Enrique Solana Sentíes, presidente de la Concanaco Servytur, destacó que el aumento al precio de combustibles que entrará en vigor en enero de 2017, representa un duro golpe para los bolsillos de las familias mexicanas.

“El incremento de hasta 20 por ciento en las gasolinas provocará un aumento en los precios de la canasta básica, dado que afecta a toda la cadena productiva y el mayor impacto será en el precio final, el cual recae sobre el consumidor que verá reducida su capacidad de compra”, alertó.

El líder del comercio organizado sostuvo que la medida anunciada por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público también propiciará un efecto inflacionario que, de acuerdo con algunos analistas, podría ser de 4.7 por ciento.

Destacó que se tiene que revisar la fórmula para determinar los precios mínimos y máximos de las gasolinas, ya que si bien no es una de las más caras del mundo, sí representa un alto costo en comparación con el poder adquisitivo de la población.

Por lo que urgió a revisar el presupuesto del gobierno para reducir su altísimo gasto corriente.

“Es lamentable que México tenga que exportar crudo y luego importar gasolina, lo que nos deja ver la necesidad imperiosa de ya no postergar más las inversiones para modernizar y contar con la infraestructura que se requiere en este sector”, agregó.

Enrique Solana consideró que el gobierno debió implementar otras acciones, como atacar de fondo el robo a combustibles y la corrupción que se ha dado alrededor de ésta en todos los niveles y ámbitos de gobierno.

Confió en que el gobierno implementará los subsidios necesarios en la frontera para evitar que haya una gran fuga de consumidores de gasolina y de otros productos.

Finalmente, sostuvo que la liberación de precios se da en un entorno económico internacional complicado que provoca mayor descontento entre la población; sin embargo, confió en que el futuro de México está garantizado con la reforma energética y los beneficios que traerá al país.

Con información de Excélsior.

Compartir

Dejar respuesta