Muere Carrie Fisher, la princesa Leia

0

OAXACA.- La actriz norteamericana Carrie Fischer murió este martes a la edad de 60 años como consecuencia de un infartó, así lo informó su familia a través de un comunicado enviado a la revista People. Fisher era conocida mundialmente por haber interpretado a la Leia en cuatro películas de la saga Star Wars.

En el comunicado, el portavoz de la familia, Simon Halls, asegura: “Con gran tristeza, Billie Lourd confirma que su querida madre, Carrie Fisher, ha fallecido a las 08.55 de esta mañana. El mundo la amaba y se la echará profundamente de menos. Nuestra familia al completo os da las gracias por vuestros pensamientos y vuestras oraciones”.

Fisher estuvo ingresada en el centro médico de la UCLA, en Los Ángeles tras sufrir un paro cardiaco el pasado viernes mientras volaba de Londres a la ciudad californiana. El infarto le sobrevino minutos antes del aterrizaje y pese a la atención inmediata y “agresiva” que le prestaron en el avión algunos pasajeros que volaban junto a ella comentaron que los que la asistieron tardaron más de diez minutos en restablecer sus constantes vitales. La actriz llegó al centro médico en estado crítico y horas más tarde fue trasladada de urgencias a la unidad de cuidados intensivos.

En cuanto se conoció que había sido ingresada, los mensajes de apoyo llegaron a la actriz tanto de los veteranos que trabajaron con ella en las primeras tres entregas de esta saga, La guerra de las galaxias (1977), El imperio contraataca (1980) y El retorno del Jedi (1983), como de los más nobeles, parte de la séptima entrega, El despertar de la Fuerza (2015),o de Rogue One este año.

Dave Prowse, el hombre que dio cuerpo a Darth Vader, y Billy Dee Williams, el Lando Carlissian de El imperio contraataca, expresaron su preocupación por Fisher, y lo mismo hicieron Riz Ahmed o Alan Tudyk, de la última película de este universo. “Usa la fuerza, cariño”, le dijo Joely Fisher, hermanastra de la actriz, parafraseando una de las constantes de esta saga.

Fisher siempre estuvo acompaña en el hospital, su hija, la actriz Billie Lourd, y su perro Gary Fisher estuvieron presentes todo el tiempo.

¿Quién era Carrie Fisher?

Carrie Fisher (Beverly Hills, 1956) no saltó a la fama en 1977 con su interpretación de Leia en la primera película de Star Wars, como se suele decir. Ya era una celebridad antes de nacer cuando se anunció que su madre, la actriz Debbie Reynolds, estaba embarazada del cantante Eddie Fisher (quien luego las abandonó por Elizabeth Taylor).

Desde entonces su estrella ha titilado a diferentes intensidades, pero ella nunca ha permitido que se apagara.

La trilogía de La guerra de las galaxias (1977-1983) supuso su encasillamiento como actriz. Nunca tuvo otro papel protagonista como aquel, aunque sí apareció en clásicos modernos como The Blues Brothers (1980), Hannah y sus hermanas (1986) o Cuando Harry encontró a Sally (1989).

Tras rodar la primera película de Star Wars con 19 años hasta finales de los años ochenta, Fisher pasó sus peores momentos de adicciones a drogas y medicamentos.

La escritura le salvó su carrera en Hollywood tras una sobredosis y un proceso de desintoxicación. En 1987 publicó Postales desde el filo, una novela con grandes porciones autobiográficas en la que hablaba de una actriz que trata de rehacer su vida después de casi morir una noche por un abuso excesivo de drogas.

El libro se convirtió en película en 1990, con guion de la propia Fisher, en el que potenció la relación de la protagonista con su madre. El filme, dirigido por Mike Nichols y protagonizado por Meryl Streep y Shirley MacLaine, le abrió las puertas como guionista en Hollywood. Gustaron sus ácidos diálogos y su capacidad para montar escenas.

La actriz se convirtió en lo que en la meca del cine se conoce como script doctors, guionistas que no aparecen en los créditos y que desde la sombra arreglan textos de otros, ya sean escenas, diálogos o el libreto entero. Por su bisturí han pasado historias como Hook, Sister Act, Estallido e incluso, se dice, George Lucas le pidió que metiera mano en los guiones de la segunda trilogía de La guerra de las galaxias.

Y entre guion y guion, Fisher siempre hizo publica partes de su vida, la vez más memorable fue aquella en la que participó en un programa de Oprah Winfrey. En esa entrevista, la actriz defendió la terapia de electrochoque cada seis meses para mitigar su depresión crónica. También habló de Gary, un bulldog francés que lleva a todas partes. Un perro que adoptó como parte de su terapia para afrontar el trastorno bipolar que le diagnosticaron a los 29 años.

Con información de Staff Tiempo y El País

Compartir

Dejar respuesta