Tigres goza la Navidad; aplasta al América

0

 

En una final de alarido, con pelea, expulsiones, remontada y una tanda de penales perfecta, los felinos terminan por amargar el centenario del América

MONTERREY.- El proyecto de hacer campeón al América en su año del centenario fracasó en los penales, al fallar en tres ocasiones y ver que Tigres fue letal en sus tres intentos para obtener su quinto título.

En los poco más de mil seguidores del América que acompañaron a su equipo al estadio Universitario quedará en el recuerdo que faltaron dos minutos para regresar festejando el decimotercer título. Ricardo Antonio La Volpe seguirá invicto en la Liga, pero perdiendo una segunda final en su más de 30 años como técnico.

La noche era del América y acarició el campeonato, pero Tigres se lo negó en los últimos instantes. Al final, el Tuca Ferretti festeja en lo alto sus mil partidos con su quinta corona como estratega y presumiendo que sus jugadores supieron superar la vicisitud de quedarse con un elemento menos en el tiempo regular, y luego redondear un partido que terminó en un nueve contra nueve.

El América alargó su centenario lo más que pudo, y la película del partido de vuelta contra Tigres duró más de 120 minutos. El juego fue ríspido como los días subsecuentes a la ida en el Azteca. La guerra inició en la mesa, cuando Tigres peleó una sanción a Bruno Valdez por supuestamente provocar un esguince de segundo grado sobre André-Pierre Gignac, pero la Comisión Disciplinaria desechó el reclamo y los dos jugadores participaron en la vuelta con todo y la milagrosa recuperación del francés, quien en menos de dos días dejó el collarín que lo protegía de

sus lesiones en las cervicales.

En el campo, la batalla fue más allá de disputar el esférico. Llegó a los golpes en los tiempos extra, en la zona de bancas, luego de que La Volpe tuvo una breve conversación con Gignac y Darwin Quintero saliera en defensa de su técnico. La gresca terminó con golpes y nueve elementos por bando, después de que se fueran expulsados Paolo Goltz y la Palmera Rivas. En el tiempo regular Jorge Torres Nilo había visto la roja por doble amarilla, al igual que Rubens Sambueza en los tiempos extra.

El golpe que fulminó al América no fue los tres penales que detuvo Nahuel Guzmán, sino el cabezazo de Jesús Dueñas para anotar el 1-1 al 118’. Haciendo inservible el gol del juvenil Edson Álvarez, al minuto 94.

En la ronda de disparos, ya sin fuerzas, desde los once pasos, fallaron William Da Silva, Silvio Romero y Javier Güémez. Mientras que André-Pierre Gignac, Juninho y Guido Pizarro no lo hicieron.

El América regresa a la Ciudad de México con las manos vacías, mientras que Tigres festejó toda la noche en la Macroplaza.

Con información de Adrenalina

 

Compartir

Dejar respuesta