San Luis Potosí.- Félix Peña, líder de la escuadra “Coyotes Negros” de Villa Santa María, uno de los jinetes que iba en busca de la “Chiva” de 10 mil pesos y un poco de fama, murió aplastado por su propio caballo durante una primera carrera realizada en honor a Rubí.

Un video captó el momento preciso en el que el corredor fue arrollado por su caballo “Oso dormido” en el campo de Laguna Seca; poco después quedó inerte ante la mirada de todos los presentes. Su cuerpo fue trasladado inútilmente al hospital más cercano en el municipio de Charcas.

Horas antes del festejo, Félix Peña dio una entrevista en la que dijo que él participaría en la “Chiva” y que iba no por el dinero sino por la fama.

Momentos antes trascendió que otra persona, de quien se desconoce su identidad, también perdió la vida.

Staff Tiempo

 

Aquí más información de los #XVDeRubí

Mamá de Rubí limita que ‘colados’ se acerquen a la festejada

Compartir

Dejar respuesta