El taekwondo mexicano ha vivido en los últimos tres ciclos olímpicos de los reflectores que le brinda María del Rosario Espinoza, medallista en Beijing 2008, Londres 2012 y Río 2016. En los últimos dos, la sinaloense ha peleado, palmo a palmo, la representación nacional con Briseida Acosta, de 23 años, que está lista para despuntar rumbo a Tokio 2020.

8º LUGARdel ranking olímpico mundial en la categoría de +67kg

Acosta ha ganado medallas en los Juegos Olímpicos de la Juventud (2010), Campeonato Mundial (2013) y torneos regionales. Sus 2013 y 2014, el inicio del ciclo para Río, estuvo en la élite mundial y superó a Espinoza, pero los últimos dos años le impidieron el debut olímpico.

“A veces te repones y a veces no, quizá no supe manejarlo o me sentía que estaba bien, pero fue mal planeada”, admite Acosta. “No puedo quedarme con que mi primera parte del ciclo fue muy buena y la segunda no tan espectacular. Ahorita me queda mirar para adelante, poco a poco, y primero tenemos un nacional que es una pauta importante”, añade.

Acosta es octava del ranking mundial en +67 kg. y hace unas semanas fue cuarta en la Final de Grand Prix que sólo reúne a las mejores ocho del mundo, un resultado que le alberga optimismo de tener, nuevamente, un buen comienzo.

“Este último resultado de la Final del Grand Prix nos da una pauta para el próximo ciclo. Más que nada por los sentimientos que tuve, cómo me desenvolví”, asegura. “Hay que fortalecer algunas tácticas y estrategias porque hubo combates que iban muy cerrados y se perdieron al final por una cosita de nada, creo que mis compañeros y yo hemos trabajado fuerte y debemos seguir teniendo la mentalidad porque si el próximo ciclo, es como el de Río, va a ser durísimo”.

Acosta peleará directamente con María Espinoza la plaza en la selecciónpara las competencias del ciclo olímpico, sin descartar ir a juveniles con buenos resultados como Ashley Arana.

Compartir

Dejar respuesta