aphael lo dice claramente: el público jamás verá una gira suya de despedida. Su adiós no tendrá aviso, simplemente sucederá.

Así lo afirmó durante una entrevista con Excélsior en su visita a México.

“Raphael sigue. No digo hasta cuándo, porque eso lo sabe Dios, pero desde luego no habrá giras de despedida. Eso es muy triste. Mientras tenga las facultades como las tengo y esto (la garganta) esté sonando como suena, Raphael estará. Eso hasta que un día me levante y diga ‘hasta aquí hemos llegado’. Me iré y sólo se preguntarán dónde me he metido. Estaré por ahí con la familia”, detalló.

Con el ánimo jovial y la franca sonrisa que lo caracterizan, “El Divo de Linares” habló de su renovación diaria y musical tras más de 55 años de trayectoria. La muestra, el lanzamiento de un nuevo álbum: Infinitos ∞ bailes.

“La vitalidad mía es la que hay. La ilusión mía es la que hay. Soy una persona a la que le gusta mucho su carrera, que eligió bien lo que quería ser en la vida y le ha salido bien apostar por esta clase de vida. Me ilusiona mucho todo esto, le pongo mucha pasión y todo esto es lo que a la gente le gusta: verme con la marcha y la pasión por las cosas que tengo”, expresó con una contagiosa alegría.

Su reciente material incluye 14 temas inéditos, compuestos por músicos jóvenes que él eligió, con ayuda de su hijo Manuel, para tal labor como Dani Martin —en el primer sencillo Aunque a veces duela—, Paty Cantú, Enrique Bunbury, Paco Cifuentes, Diego Cantero, Virginia Maestro, Jorge Marazu, Manuel Carrasco, Iván Ferreiro, Pablo López, Rozalén y Mikel Izal.

“Como ahora va tanto público joven a verme, hay una necesidad de hacer un disco como éste, de impacto, que esté cantando en un español, en un vocabulario como lo ellos lo usan. Indudablemente así no se escribía hace 40 años.

“Las canciones de amor hablan de lo mismo, pero de otra manera. Me interesaba hacerlo para ese público joven que va a verme y que compra mis discos, cantar en ese vocabulario que ellos entienden. Estos compositores son jóvenes con mucho talento y donde esté la juventud y el talento, yo voy a estar ahí”, explicó.

Raphael se considera el altavoz de otros autores como Manuel Alejandro o José Luis Perales. Y ahora de los que conforman este disco, con quienes desea continuar en nuevos proyectos y en próximas giras. Una de ellas, la que llegará a México en una serie de conciertos para 2018, a promesa expresa del intérprete de Toco madera.

“La música cobra su significado a diario. La necesito más que comer, porque si en este mundo no existiera música sería un mundo de sordos, horroroso, espantoso. Puedo estar un día sin comer, pero no sin oír música”, afirmó.

Sin embargo, en su trayectoria el cine y el teatro también han sido protagonistas. Tan sólo en 2015, y tras 40 años de ausencia frente a las cámaras, protagonizó la película “Mi gran noche”, como tal tema musical, dirigida por Álex de la Iglesia.

“Fue una gran experiencia. Soy muy amigo de Álex, me gustó mucho el guión que me hizo y la hice. Fue un gran éxito y la crítica elogió mucho mi trabajo, lo cual me congratula.

“Esto habla de no dejar el cine otra vez colgado. Estuve haciéndolo durante 13 años y después estuve 40 sin hacerlo. Ahora me he propuesto hacerlo un año sí y otro no, hacer una nueva película. Así que en enero de 2018 haré otra película, aún se está haciendo el guión”, revela acerca de tal faceta.

Y aunque le han propuesto hacer una obra musical con sus éxitos, nada está confirmado.

Su motivación para despertar cada día es la música y lo que ha construido con el paso del tiempo.

“Me despierto todos los días com esta alegría de vivir porque estoy con la inmensa suerte de trabajar en lo que me gusta. Entiendo a esa gente que tiene que ir a trabajar en lo que no le gusta. A ellos les doy mi más sentido pésame. ¡Qué bonito es despertarse y saber que vas a hacer lo que te gusta. Soy un hombre feliz porque conseguí hacer de mi sueño una realidad. Soñé lo que soy y sigo ahí”, concluyó.

Con información de Excélsior.

Compartir

Dejar respuesta