Publicada el 29-11-2016 (14:52:12)
El presidente nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza, asegura que a pesar de los actos de corrupción que se han detectado en su partido, el tricolor ganará la Presidencia de la República en 2018.

En entrevista con EL UNIVERSAL, acepta que sus antecesores debieron actuar a tiempo en casos de corrupción, como el del gobernador con licencia de Veracruz, Javier Duarte.

Sin embargo, descarta que el partido pueda perder la Presidencia en 2018 por estos expedientes.

“Debieron haberse prevenido, debimos haber atendido a tiempo esos casos escandalosos, ese es un grave error y por eso ahora tomamos las decisiones”, dice el dirigente priísta, al tiempo que afirma que no es una estrategia electoral.

—¿Hubo omisión? —se le pregunta al dirigente nacional del PRI, quien confirma su vínculo con el ex secretario de Hacienda, Luis Videgaray Caso.

“Yo creo que debió haberse actuado a tiempo, no debió haber crecido este problema de la corrupción en nuestro país de la forma en que ha sucedido”, afirma Ochoa Reza.

El presidente nacional del PRI también adelanta que antes de que termine este año, la Comisión Nacional de Justicia Partidaria emitirá fallos sobre los casos de los ex gobernadores de Quintana Roo, Roberto Borge, y de Chihuahua, César Duarte.

Informa que también hay un expediente contra el ex gobernador de Michoacán, Fausto Vallejo.

“Debemos cambiar”, acepta sobre los casos de corrupción.

El presidente del tricolor también califica de “falso” que Javier Duarte haya dado recursos a la campaña del presidente Enrique Peña Nieto.

Se niega a pedir al ex mandatario veracruzano que se entregue. “Yo no le pido nada a un delincuente, lo que exijo es que la autoridad cumpla la orden de aprehensión”, asevera a la pregunta y afirma que nunca habló con Javier Duarte por teléfono ni lo recibió, a pesar de que varias veces el ex gobernador lo solicitó.

No hay rezago

El presidente del PRI asegura que su partido no quedará rezagado ante Andrés Manuel López Obrador, presidente nacional de Morena, ni ante Margarita Zavala, aspirante a la candidatura presidencial del PAN para 2018, una vez que el presidente Enrique Peña Nieto pidió el domingo pasado dejar para otros partidos las promociones anticipadas, generar primero el proyecto y luego abordar los nombres.

“No, al contrario, avanzamos, pero avanzamos buscando las mejores ideas, las mejores propuestas. Primero las ideas, después los nombres.

“De cómo vota la ciudadanía, creo que es multifactorial. Creo que hay en otros partidos un protagonismo anticipado, nosotros lo que vamos a hacer es presentarle a la ciudadanía la oferta política, la plataforma, el proyecto, el plan, para luego discutir los nombres. Estamos en 2016 y estamos llamando a los ciudadanos a que se discuta la agenda”, señala Ochoa Reza.

El próximo año, adelanta, el PRI ganará las tres gubernaturas en juego —Estado de México, Nayarit y Coahuila—, pero niega comprometerse a que se va si este escenario no se cumple.

Sobre una eventual alianza PAN-PRD en el Estado de México, Ochoa Reza dice no temerle.

De acuerdo con el priísta, las encuestas acreditan que el PRI va a la cabeza en el Edomex, mientras que en Coahuila y Nayarit también tienen “serias y acreditadas” oportunidades para mantener la gubernatura.

Sobre las críticas a la visita de Donald Trump, quien durante la campaña electoral en Estados Unidos fue recibido por el presidente Enrique Peña Nieto, afirma que la victoria del republicano les dio la razón. Opina que hay políticos que quieren “tapar el sol con un dedo”, y la realidad es que el presidente electo estará cuatro años a la cabeza del país vecino.

Del panorama negativo por el alza del dólar, la renegociación del TLC y la salida de Estados Unidos del TPP, afirma que hay que echar mano de la diplomacia para enfrentar a la realidad. Activarnos, dice, “ por eso hay que llamar a la unidad nacional”.

“Este año, fallos sobre Roberto Borge y César Duarte”

El presidente Enrique Peña Nieto criticó el domingo pasado la corrupción en el partido y pidió no ser omisos. ¿Realmente se está barriendo con la basura del PRI?

—Es una exigencia muy importante, yo encontré en las 32 entidades federativas que recorrí en los primeros 100 días como presidente nacional del PRI, que México tiene que cambiar, tenemos que combatir la corrupción y la impunidad de manera decidida y lo estamos haciendo en el PRI. Por eso coincidimos plenamente con el discurso del Presidente de la República, no podemos ser omisos con la corrupción, no podemos tapar el sol con un dedo. Por esa razón, en el PRI lo estamos haciendo con actos concretos.

El primero fue el caso de Veracruz y ahí se tomó una decisión histórica de nuestro partido: suspender, por vez primera en el partido, a un gobernador priísta en funciones. Ningún partido lo ha hecho en la historia de nuestro país, y los bienes que se robaron deben regresar al pueblo de México.

El PRI comenzó, desde su llegada, con un discurso anticorrupción. ¿Es porque tienen miedo de perder la Presidencia en 2018?

—Yo creo que son dos cosas distintas. La primera es que tenemos que combatir la corrupción porque es lo correcto, es lo que tenemos que hacer para tener un mejor país.

¿Independientemente si pierden la Presidencia en 2018?

—Independientemente de la cuestión electoral se tiene que hacer un combate decidido a la corrupción y a la impunidad en México, porque todos los mexicanos estamos hartos de la corrupción, porque lo que necesitamos hacer es construir instituciones que atiendan y resuelvan este problema. Y permíteme darte un ejemplo, también lo señalaba ayer el Presidente de la República: es fundamental impulsar un Sistema Nacional Anticorrupción en nuestro país y la propuesta del PRI es que sean ciudadanos de prestigio quienes encabecen estas instituciones anticorrupción a nivel nacional y a nivel estatal.

Estos casos, como el de Sonora con el ex gobernador Guillermo Padrés, panista, o el caso de Duarte en Veracruz, debieron haberse prevenido, debimos haber detenido a tiempo esos casos escandalosos.

¿Por qué no lo detuvieron en el PRI?

—Ese es un grave error y por eso, a partir de esta etapa, lo que estamos haciendo es tomar las decisiones para suspender a aquellos que no están haciendo su trabajo bien. Expulsarlos. No es una estrategia electoral.

¿Faltó en el pasado en el PRI ejercer estas acciones de forma directa, tajante, no andar dándole la vuelta a los problemas? Porque les pegó electoralmente. ¿No hubo omisión de los anteriores presidentes del partido?

—Yo creo que debió haberse actuado a tiempo, no debió haber crecido este problema de la corrupción en nuestro país de la manera en que ha sucedido. El problema no es nuevo en México, pero ciertamente son nuevas las ideas y las instituciones que necesitamos establecer para combatirlo, tenemos que darle la vuelta a la página en ese tema en México, resolviéndolo de fondo.

Usted dice que se debió haber resuelto a tiempo. ¿A tiempo en el caso de Javier Duarte, por ejemplo, o en cuál?

—O en el de Padrés…

Digamos, los dos. Hablemos primero de Javier. ¿Cuándo se debió haber resuelto?

—Vamos, lo que estamos proponiendo ahora es que, con un seguimiento, a lo que las instituciones del Estado mexicano señalen de abuso en el uso de recursos públicos, hay que atender el problema tan pronto surja. En el caso de la Auditoría Superior de la Federación, viendo, revisando las cuentas de Sonora y de Veracruz, en ambos estados sonaron alertas, alarmas de que algo no estaba pasando bien. Ahí se debe actuar en los primeros momentos.

¿Cómo van los otros casos? Se habla de Roberto Borge de Quintana Roo, se habla de César Duarte de Chihuahua. ¿Cuándo tendríamos ya el siguiente expulsado del PRI en estos dos casos muy particulares?

—Cuando empezamos a analizar este tema la oferta que hicimos a los militantes, simpatizantes del PRI y al público en general es que quedarían resueltos los casos antes de terminado este año.

El caso particular de Tomás Yarrington llama muchísimo la atención. ¿Cómo es posible que no se haya investigado, teniendo estos testimonios?

—Bueno, déjame decirte otra cosa adicional que esto formó parte de los debates que he tenido yo con Ricardo Anaya del PAN. El gobierno federal, la Procuraduría General de la República estaba bajo responsabilidad panista. De 2004 a 2012, como recordarás, y Ricardo Anaya señala esos casos, incluyendo el de Yarrington en Tamaulipas como un elemento de impunidad, sí que le corresponde a la Procuraduría General de la República panista. Ahora, qué estamos haciendo en el PRI, recordarás que Tomás Yarrignton fue suspendido del PRI durante la elección de 2012, es decir, esa decisión se tomó de manera oportuna cuando…

Es prófugo desde ese año…

—No, no tengo información sobre el paradero de Tomás Yarrington pero el partido actuó de inmediato, en 2012 hubo una serie de informaciones de distintas autoridades de México y Estados Unidos sobre el caso Yarrington y el PRI actuó de manera inmediata siendo Pedro Joaquín Coldwell el presidente nacional del partido.

¿Cómo esperar que la gente crea en ustedes cuando estaba cantado que Javier Duarte se iba a fugar?

—La gente sólo puede creer los hechos, no hay forma de que exista un combate a la corrupción acreditado sólo en palabras. El discurso político nos da dirección hacia cuál es el rumbo al que nos dirigimos, por esa razón, yo anuncié desde el discurso de toma de protesta como presidente nacional del PRI que íbamos a ser muy puntuales en combatir la corrupción.

¿Cuál es el riesgo para el PRI si de aquí a dos años no logra revertir esa imagen negativa en actos de corrupción? ¿Podría perder la elección de 2018?

—Yo creo que las elecciones son multifactoriales. De la propuesta, que los candidatos sean personas de bien y que la sociedad valore bien los actos en el gobierno del partido que pide el voto. Por eso tenemos que redoblar el paso, aumentar la capacidad para comunicar a la sociedad los avances, y también corregir el rumbo. El partido tiene que ser autocrítico.

Permítame insistir en la pregunta. Si el PRI no limpia estos actos de corrupción, ¿podría perder en 2018 la Presidencia ?

—El PRI va a ganar la Presidencia de nuevo en 2018. ¿Qué tenemos que hacer? Convencer a la ciudadanía de que estamos cambiando.

Sin temores

Le teme el PRI a una eventual alianza PAN-PRD en el Estado de México para 2017?

—De ninguna manera, y están en plena libertad los partidos políticos de aliarse para enfrentarlos en las elecciones. Nosotros nos aliaremos con los partidos con los que tenemos coincidencias, pero la principal alianza es con la ciudadanía.

¿Quién le preocupa rumbo a las elecciones de 2018? ¿Andrés Manuel López Obrador, presidente de Morena, o Margarita Zavala, aspirante a la candidatura presidencial del PAN?

—No, nosotros vamos primero por las ideas, por construir las soluciones concretas y en función de eso ya veremos, para 2018 queda todavía luz.

Queremos construir la mejor plataforma para México. Que sean las ideas, ya vendrán los nombres.

¿A pesar de Donald Trump?

—Hay que verlo de esta manera. Se previno este escenario, la contienda electoral en Estados Unidos siempre fue muy cerrada. Por eso el PRI apoyó siempre al Presidente de la República cuando decidió invitar a los dos candidatos presidenciales de Estados Unidos a discutir el tema en México.

El tema le dio la razón al Presidente de la República. Y no estaba sujeto a la popularidad de corto plazo. A partir de ese encuentro tenemos que impulsar la defensa pro derechos humanos de nuestros connacionales y profundizar en la relación comercial y económica entre los dos países, para el beneficio mutuo, pero sobre todo para que en nuestro país los mexicanos que aquí vivimos sigamos disfrutando los beneficios del libre comercio.

¿Hay que resucitar a Luis Videgaray, está siendo desperdiciado en el gobierno?

—Yo creo que Luis Videgaray es un importante funcionario, y además un consejero político nacional en el PRI, a quien como sabes yo respeto mucho y le agradezco, porque siendo muy joven le pedí consejo para estudiar dos carreras, y él me aconsejó estudiar Derecho en la UNAM y Economía en el ITAM. Lo seguí, lo hice, y me ha ido bien. Yo le agradezco mucho a Luis Videgaray sus consejos.

Con información de: El Universal

Compartir

Dejar respuesta