Al menos nueve personas resultaron heridas y un sospechoso ha sido abatido por la policía en un ataque en un campus de Columbus (Ohio, Estados Unidos), un suceso que los agentes han dado por terminado pero sobre el que hay aún mucha confusión.

La alerta inicial de la Universidad Ohio State avisaba de un “tirador activo”, perofuentes policiales informaron a la NBC que algunos estudiantes fueron heridos a navajazos.

Además, algunos testigos han dicho a la filial local de NBC que algunas de las víctimas fueron arrolladas por un vehículo, por lo que cada vez parece menos claro que se trate de un tiroteo.

Las heridos, varios en situación grave, han sido trasladados a hospitales locales, según informó un portavoz del cuerpo de bomberos a la emisora local de la NBC y al canal local 10tv.

Ambos medios aseguran, citando fuentes policiales, que “un sospechoso” ha sido abatido por los agentes, pero se desconoce cuántos fueron los atacantes.

El servicio de emergencias de la universidad anunció en Twitter, dos horas después de su primera alerta, que el “escenario es seguro” y que los estudiantes ya pueden salir de sus refugios, aunque las clases se han suspendido para el resto de la jornada.

Las imágenes en directo de las televisiones locales muestran un gran despliegue policial en el extenso campus, así como la presencia de una veintena de ambulancias.

Las escuelas de la zona están en alerta por precaución y nadie puede entrar ni salir de los centros, según la cadena 10tv.

Sobre las 9.50 hora local (14.50 GMT), la Universidad Ohio State emitió una alerta por un “tirador activo” en su campus y pidió a los estudiantes no salir de donde estuviesen.

El centro publicó varios mensajes en su cuenta oficial de Twitter para avisar de la presencia del tirador y pedir que todo el mundo siguiese las instrucciones de la Policía.

El gobernador de Ohio, John Kasich, se pronunció sobre el suceso en su cuenta de Twitter:

“Los pensamientos y oraciones de Ohio van a la comunidad de Ohio State. Estén a salvo, escuchen a los servicios de emergencia”, escribió.

Está convocada una próxima conferencia de prensa de las autoridades locales, en la que se ofrecerá más información sobre el suceso.

Con información de Excélsior.

Compartir

Dejar respuesta