Publicada el 19-11-2016 (09:29:54)
Dos sobrinos de la primera dama de Venezuela fueron hallados culpables en Estados Unidos de intentar cerrar un acuerdo multimillonario de narcotráfico para obtener una gran cantidad de efectivo que ayudara a su familia a mantenerse en el poder.

Franqui Francisco Flores de Freitas y Efraín Antonio Campo Flores, sobrinos de Cilia Flores, esposa del presidente venezolano, Nicolás Maduro, fueron acusados por un jurado federal en Manhattan de conspirar para traer cocaína a EU.

Es uno de varios procesos en los que fiscales estadunidenses han vinculado a individuos relacionados con el gobierno venezolano en casos de narcotráfico.

Los acusados se arriesgan a una pena de cadena perpetua cuando sean sentenciados.

Flores de Freitas, de 31 años, y Campo Flores, de 30, fueron arrestados en Haití en noviembre de 2015 y trasladados a Estados Unidos tras una operación llevada a cabo por la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés).

Los abogados defensores aseguraron que sus clientes nunca tuvieron intención de enviar drogas a Estados Unidos.

La fiscalía dijo que las grabaciones de las reuniones con dos informantes de la DEA mostraron que los sobrinos querían el dinero para contrarrestar los fondos que ellos creían que Estados Unidos entregaba a la oposición de Venezuela antes de las elecciones legislativas de diciembre de 2015.

David Rody, abogado de Flores de Freitas, dijo el jueves al jurado que gran parte de la evidencia provino de un informante pagado por la DEA, quien se hizo pasar por un miembro de un cártel mexicano y posteriormente se declaró culpable de mentir al gobierno para realizar operaciones de narcotráfico.

Con información de: Reuters

Compartir

Dejar respuesta