El escritor y periodista mexicano, columnista y editor de El País, Jorge F. Hernández, señaló que el triunfo de Donald Trump en Estados Unidos provocará un efecto dominó que repercutirá en el ascenso del fascismo de la extrema derecha en Europa.

Por ello, auguró el triunfo de Le Pen en Francia y “eso es un escenario muy preocupante, con tantos refugiados, con tantos paisanos sudamericanos que sustentan también la economía de Europa”.

El autor de Llegar al mar, libro de crónicas que se presentará en la Feria del Libro de Oaxaca, dijo que en México, para frenar la ominosa presencia de Trump, “el mejor armamento que tenemos es la cultura, ahí es donde nos pelan los dientes todos los imperialistas. Lo que tenemos que defender son las palabras que nos distinguen, los sabores que nos honran, las historias que nos conforman, la memoria de nuestras familias y la gran historia que les demuestra a este tipo de rubios falsos, el vacío y la vacuidad de su programa político”.

El escritor se presenta así: “soy Jorge Fabricio Hernández López, soy autor de Almadía, ay cabrón. Trabajo en El País, en Madrid, con dos columnas. Una que se llama Café de Madrid y la otra se llama Cartas de Cuévano, y trabajo en la redacción con el director Antonio Caño”.

Dijo que desde España, el triunfo de Trump se vecon gran preocupación. Es un fascista, es un mentiroso. Es increíble cómo hipnotizó, con tal habilidad, a 59 millones de norteamericanos, que es casi la mitad del electorado que votó”, y comparó el triunfo de Trump con el de Adolfo Hitler en Alemania, “no hay que olvidar que Hitler ganó las elecciones”.

Hernández dijo que se debe considerar que hubo abstencionismo y “hubo lo que pasa siempre, los colegios electorales son quienes determinan quién llega a la Casa Blanca. En el fondo también desde España lo que vemos es un paisaje bastante triste, porque el fenómeno dominó promete que así como pasó con el Brexit, es muy probable que Francia vaya a elegir a Le Pen, y va a haber un ascenso del fascismo de la derecha extrema en Europa, y eso en un escenario con tantos refugiados, con tantos paisanos sudamericanos que sustentan también la economía de Europa, es preocupante”.

Entrevistado luego de platicar en el foro de la Feria, en la trasmisión radiofónica, dijo que ante ello, en el mundo “la izquierda pierde la batalla y necesita una redefinición. Lo que ha ganado ahora es el populismo, de ambos bandos, y eso es un veneno que en mi caso a mí ese perro ya me mordió, pero hay mucha gente que cree que nos va a salvar el fantasma de Hugo Chávez”.

México debe enfrentar la ominosa presencia de Trump y “como escritor, creo que en realidad el mejor armamento que tenemos es la cultura. Ahí es donde nos pelan los dientes todos los imperialistas. Lo que tenemos que defender son las palabras que nos distinguen, los sabores que nos honran, las historias que nos conforman, la memoria de nuestras familias, y la gran historia, que les demuestra a este tipo de rubios falsos el vacío y la vacuidad de su programa político”.

En la charla, el escritor destacó que como en Alemania con Hitler, “por desesperación creyeron que todos los enemigos venían de fuera, creían que todo los malos eran los judíos. Ahora muchos norteamericanos creen que todo el mal viene de México, porque este idiota lo estuvo vociferando y vomitando, cometimos el error incluso de invitarlo a la casa, cuando lo que había que hacer era patearlo”.

Hernández, un hombre enorme, robusto y de potente voz, de figura imponente, dice que “no voy a terminar de combatirlo, porque por lo menos los próximos cuatro años ya tengo cargada la pluma para burlarme de una analfabeto funcional”.

Destacó que el mejor instrumento que tenemos los mexicanos es “ser lo que somos, somos un inmenso y maravilloso pueblo de trabajadores, la mayoría honestos, que no tenemos nada que ver con los políticos corruptos, que los que nos distingue es llevar sobre la piel y en las venas 30 siglos de cultura. Nosotros somos diferentes a este fascista rubio pelos de elote y piel de naranja, porque leemos. En la medida en que sigamos así este señor nos pela los dientes”.

Lamentablemente, consideró, en España como en el resto del planeta las noticias que más llegan sobre México son noticias o “muy sangrientas o muy tristes, y parte de mi labor en el periódico es recordar que tenemos muchos otros mexicanos que dan de qué hablar, que son orgullo y felicidad de la raza humana”.

Fernández explicó que “trato siempre de publicar en mi columna y de meter en la redacción las partes positivas de México. España siempre ve a México con preocupación porque evidentemente somos pueblos hermanados por muchas cosas y separados por un mismo idioma, porque mi opinión es que lo hablamos diferentes de cada lado del Atlántico y que el afecto entre España y México es incondicional y ha permanecido inalterado”.

En las últimas semanas, explicó, desde España se ve a México con gran preocupación porque “sí hay que tomar en serio la ominosa presencia de este imbécil y apuntalar lo que más nos distingue de los otros. Somos el territorio de La Mancha, de la ñ del Quijote, de la creatividad de Gabriel García Márquez, los fantasmas de Juan Rulfo, la poesía de Octavio Paz, los versos de Sor Juana. Cosas de las que este señor no tiene la menor idea, y a ver cómo resuelve él aceptarse presidente de un país y es un empleado de Carlos Slim. Entonces que renuncie a sus trabajos primero antes que decir que va renunciar a su sueldo”.

En la charla se despidió con una advertencia a Trump: “Y que se cuide porque cuando me vea Melania se va a enamorar de mí, yo sí le voy a pegar un quiebre”.

-¿O a la hija?

-La niña no me gusta tanto, al hijo sí. Darle un arrimón al hijo de Trump. Los espero en el gimnasio del hotel con Margo Glantz haciendo spinning, que es lo que hacemos los escritores cuando no estamos en la Feria. Estamos trabajando glúteo y pectoral para que mañana nos vean mejor.

Anunció que “mi libro está en Almadía. Es una obra maestra. La escribí yo con la ayuda de mi madre. Mi madre ya compró dos mil, y creo que quedan cuatro”.

Llegar al mar, con prólogo del poeta mexicano Hernán Bravo Varela se presenta el próximo domingo en la Feria del Libro, “me siento orgulloso de que sea mi segundo libro en Almadía y son crónicas que publiqué en la columna Agua de Azahar de Milenio Diario”.

Con información de Salvador Flores Durán

Compartir

Dejar respuesta