Publicada el 18-11-2016 (09:31:07)
La canciller alemana, Angela Merkel, admitió ayer que no podrá haber, por ahora, un acuerdo comercial entre la Unión Europea (UE) y Estados Unidos, tras la elección de Donald Trump como Presidente.

En el marco de la gira de despedida de Barack Obama, por Europa, la canciller germana dijo que “desde siempre me he comprometido a fondo para lograr un acuerdo de libre comercio con Estados Unidos. Hemos avanzado mucho en las negociaciones, pero en este momento no puede haber conclusión”.

Merkel expresó que está segura que ambos países volverán a analizar el estancado acuerdo comercial “un día”.

Lo que nos une, es la convicción común de que la globalización tiene que ser organizada humana y políticamente, pero no hay vuelta atrás a los tiempos de antes de la globalización”, indicó.

También afirmó que Alemania hará todo para trabajar bien con el nuevo Presidente electo de Estados Unidos, quien se ha opuesto al Tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones (TTIP, por sus siglas en inglés).

El acuerdo de libre comercio, impulsado por Merkel y Obama, comenzó a generar cada vez más resistencias en muchos países del bloque europeo, liderados por Francia, y suscitó temores de que éste provocara una erosión de las políticas sociales,
medioambientales y de salud pública.

De cualquier modo en Estados Unidos, el discurso contrario al libre comercio de Trump, hacía que fuera poco probable que el acuerdo fructificara.

OBAMA HACE RECOMENDACIONES

Barack Obama, aseguró que espera que su sucesor Donald Trump “haga frente” a Rusia en caso de necesidad y no busque a todo precio compromisos con Moscú.

Espero que el Presidente electo tenga la voluntad de hacer frente a Rusia cuando no respete nuestros valores y las normas internacionales”, declaró el mandatario estadunidense durante una rueda de prensa conjunta con Merkel.

En este contexto, el Presidente de Estados Unidos abogó por que se mantengan las sanciones existentes contra Rusia por el conflicto en Ucrania, hasta que sea aplicado el acuerdo de paz de Minsk.

Obama también le hizo una recomendación a Trump, cuando le aseguró que la “seriedad” y la concentración son claves para el cargo y que lo que le funcionó en la campaña no le valdrá al frente del país.

Si no eres serio en el trabajo, entonces no estarás allí mucho tiempo”, aseguró Obama.
Trump, razonó el Presidente estadunidense, llevó a cabo una campaña electoral “no convencional”, pero la estrategia que desarrolló durante esos meses no funciona para recuperar la “unidad” del país y la confianza de la población.

Obama reconoció, por otro lado, que sería “ingenuo” pensar que habrá un cambio a corto plazo en Siria debido a la “implicación militar” de Rusia en apoyo del gobierno sirio.

Detalló también que Estados Unidos seguirá defendiendo su posición, tratando de “rebajar la tragedia humana”, hacer llegar la ayuda humanitaria a la población civil y lograr una tregua.

El presidente Obama dijo que apoyará cualquier iniciativa de Trump para mejorar la atención médica.

Trump dice que puede mejorar el sistema de salud. Creo que si es capaz de asegurar al mismo número de personas mejor que lo he hecho yo, podría apoyarlo”.

LE DARÍA SU VOTO
A MERKEL

El mandatario estadunidense elogió a la canciller, a quien calificó como “una socia extraordinaria”, y agregó que si él fuera alemán y ella candidata en 2017 votaría por ella.

Merkel reconoció que le resultaba difícil despedirse de Obama, pero “en la democracia son habituales los cambios, hay que mirar hacia adelante”.

TRUMP TIENE MI NÚMERO: MARINE LE PEN
La presidenta del partido ultraderechista francés Frente Nacional (FN), Marine Le Pen, aseguró que el presidente electo estadunidense, Donald Trump, tiene su número de teléfono, y que si quiere encontrarse con ella puede llamarla.

“Tenemos conocidos en común, pero desde hace tiempo, desde mucho antes de que fuera elegido en las primarias. Si mañana quiere conocerme tiene mi número, a diferencia de (Frençois)Hollande”, señaló al diario Présent.
De esa manera, criticó al Presidente galo, quien en el libro Conversations privées avec le président, dijo que no pudo ponerse en contacto con Le Pen tras los ataques yihadistas de enero de 2015 en París porque no tenía su número.

La lideresa del FN felicitó a Trump por su victoria antes de que ésta se confirmara.

Con información de: EFE

Compartir

Dejar respuesta