Monterrey.— En calles de la colonia Del Valle del metropolitano municipio de San Pedro Garza García fue abandonado el cadáver de un sujeto que presentaba huellas de tortura y tenía el rostro cubierto con la máscara de un payaso.

Según informes policiacos, el sujeto fue asesinado por ahorcamiento en otro sitio, al parecer, y luego su cuerpo sin vida fue tirado en un área poco iluminada de la mencionada colonia residencial, una de las más tradicionales donde habita personas de la clase social alta.

La víctima, que hasta el momento no ha sido identificada, tenía el torso desnudo y sobre el pecho tenía escrito con marcador de tinta negra la palabra “Cochi”, así como un dibujo que simulaba un dedo.

El hallazgo del cuerpo ocurrió aproximadamente a las 22:30 horas por la policía municipal de San Pedro.

El hecho ocurrió a pocas horas de que el alcalde panista del municipio, Mauricio Fernández Garza, rindiera su primer informe de labores, en el que aseguró que se han logrado reducir los índices delictivos.

Destacó que se han instalado cámaras de videovigilancia mediante una inversión de 110 millones de pesos, además de que se incrementó el número de efectivos policiacos de 290 a 388 en comparación con el periodo anterior.

Aunado a ello, dijo Fernández, se nombró al frente de Seguridad Pública al militar Antonio Lucas Martínez, y se ha logrado una mejor coordinación con el estado y la federación.

En su anterior gestión como edil (2009-2012) aseguró que San Pedro estaba “blindado contra la delincuencia”, y señaló que el Cártel de los Beltrán Leyva evitaba el ingreso de otras organizaciones criminales.

En fechas recientes se han presentado en esa localidad delitos de alto impacto como ejecuciones y asaltos a la luz del día en centros comerciales, además de robos en casas-habitación.

Con información de El Universal.

Compartir

Dejar respuesta