Publicada el 19-10-2016 (11:29:30)

El apretón del cinturón en el sector público durante 2017 no es para todos. Las máximas autoridades del Poder Judicial y del Instituto Nacional Electoral van a mantener el privilegio de ser quienes detentan los mayores sueldos en la administración pública, incluso por encima del Presidente.

Para el próximo año, la SHCP propone un incremento nominal de 2.5% al sueldo de los 11 ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), con lo que el ingreso de cada uno puede llegar a 4 millones 658 mil de pesos netos al año, cifra 34.6% superior al salario del Presidente, que es de 3 millones 460 mil, previsto en el paquete económico para 2017.

Otro caso similar es el de los seis consejeros de la Judicatura Federal, cuyo sueldo neto anual va a ascender a 4 millones 714 mil pesos para cada uno, cifra también 2.5% superior a la aprobada en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2016.

Para el sueldo del presidente del Instituto Nacional Electoral (INE) y los 10 consejeros electorales se propone un incremento nominal de 2.3% para llegar a monto individual anual de 4 millones 292 mil pesos. En contraste, el sueldo del magistrado presidente del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) no va a registrar cambios, con un monto de 4 millones 564 mil netos al año.

“Tradicionalmente el sueldo de los magistrados siempre ha estado por las nubes, se supone que es debido a lo delicado de algunos de los asuntos que tratan, para que no los sobornen o algo así, tienen súper sueldos superiores al del Presidente y sin justificación para ello”, comentó Aníbal Gutiérrez, profesor e investigador de la Facultad de Economía de la UNAM

El especialista en finanzas públicas añadió que el gobierno no regula, como en otros casos, los recursos a estas instituciones, debido a la autonomía que tienen poderes como el de la Corte y el INE, entre otros.

Así, los sueldos de los ministros de la Corte y los consejeros electorales siguen como los más elevados dentro del sector público y de los pocos donde se proponen incrementos.

jueces-int

Contrastes al interior. Si bien los aumentos nominales van a ser menores a la inflación —3% previsto para 2017—, contrasta con el ajuste a otros altos funcionarios de poderes autónomos o del gobierno federal, dado el difícil escenario económico global y la necesidad de mantener la estabilidad de las finanzas públicas.

Hay casos en la administración federal donde plantean bajar sueldos.

Por ejemplo, se propone que el sueldo del consejero del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación sea de 3 millones 373 mil pesos anuales, cifra 3.5% inferior al de este año; o el salario del presidente del Instituto Federal de Telecomunicaciones, al que se le plantea reducirle 3.1%, para ubicarse en 3 millones 293 mil en 2017.

Poder Legislativo. En el caso del Legislativo, los ingresos de senadores y diputados con labores directivas no reportan alzas; sin embargo, sus percepciones se complementan con “bolsas” adicionales, dependiendo de las comisiones y que administran a discreción, dijo el experto de la UNAM.

“Es como en el gobierno, tienen esos sueldos que aparecen, pero luego se les otorga algún recurso extra, pero con los legisladores es mayor el complemento a su ingreso”, abundó.

Con información de: El Universal

 

 

Compartir

Dejar respuesta