El ruido del helicóptero anunció su llegada. Pasadas las 17:00 horas, la aeronave de las Fuerzas Armadas aterrizó en el área de ingresos de las instalaciones del Centro Federal de Reinserción Social (Cefereso) Número 1, de donde descendió Zhenli Ye Gon.

Mientras, los tripulantes de otra aeronave seguían el protocolo de ingreso del hombre al que se le decomisaron en 2007 alrededor de 205 millones de dólares en efectivo, joyas, oro y otras divisas.

Una imagen dio la vuelta al mundo -la de una habitación llena de montañas de dólares- y una frase hizo célebre al presunto narcotraficante: “Coopelas o cuello”, sobre unas supuestas amenazas que sufrió, resaltó la agencia EFE.

Hoy ya se encuentra en una de las celdas del penal de máxima seguridad del Altiplano; enfrenta cargos por delitos contra la salud, posesión de arma de fuego de uso exclusivo del Ejército y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

En el año de 2007 en una de sus residencias ubicada en Lomas de Chapultepec en la Ciudad de México le confiscaron más de 205 millones de dólares. En Toluca una de sus propiedades aseguradas es ahora el C5 que alberga el monitoreo de cámaras de seguridad del Valle de Toluca.

¿Qué viene ahora para Zhenli?

Zhenli Ye Gon permanecerá recluido en el penal del Altiplano a la espera de que se lleve a cabo el juicio.

El expropietario de la farmacéutica mexicana Unimed Pharm Chem fue señalado por las autoridades como el cabecilla de un grupo delictivo dedicado a la fabricación de pseudoefedrina -un precursor químico-, y el decomiso fue considerado el cierre de la “Operación Dragón”.

Horas antes… Escoltado por dos agentes del US Marshals Service, con una mano en el bolsillo y bajando con paso firme las escaleras del avión, Zhenli fue entregado en extradición este mismo martes en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).

Con información de Excélsior.

Compartir

Dejar respuesta