El Instituto reclama daños por alrededor de 700 mdp a proveedores que se coludieron e inflaron el precio de algunos insumos

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) alista una demanda por alrededor de 500 millones pesos (mdp) contra los laboratorios Probiomed, Cryopharma y Eli Lilly, por colusión para venderle al Instituto insulinas a un sobreprecio.

Se trata de la segunda demanda que interpone el IMSS por prácticas monopólicas a proveedores que inflaron el precio de sus productos en licitaciones de 2003, 2004 y 2005.

La primera la interpuso el Instituto en septiembre pasado por alrededor de 200 mdp contra Baxter, Fresenius Kabi y Laboratorios Pisa por la venta de sueros inyectables, confirmó Patricio Caso, director de Vinculación Institucional del IMSS y extitular de la Dirección Jurídica.

“La primera demanda ya fue presentada oficialmente el pasado 27 de septiembre ante un juzgado federal en materia civil y próximamente se presentará la segunda”, dijo el funcionario.

Por ambos procedimientos el Instituto reclama un monto de entre 500 y 700 mdp, aunque corresponderá a un juez determinar el monto final de la indemnización.

El monto reclamado por el IMSS es independiente a las multas. En 2006, la extinta Comisión Federal de Competencia –hoy Cofece- multó los laboratorios por un monto conjunto de 151 mdp aproximadamente por concluir que sí existieron acuerdos entre empresas para coordinar posturas en licitaciones públicas con el objeto de repartirse los contratos, lo cual generó un incremento artificial de los precios de la insulina y sueros.

“Se comprobó un patrón de posturas ganadoras y perdedoras en que los precios de las propuestas eran idénticas, lo que se comprobó era imposible en ausencia de coordinación expresa entre los laboratorios”, dijo Carlos Mena, titular de la Autoridad Investigadora de Cofece.

De acuerdo cálculos de la Comisión, el IMSS pagó durante el periodo un sobreprecio de 22.9% en sus compras de sueros y de 57.6% en las de insulina humana.

“Es difícil (saber cuánto podrían tardar en resolverse las demandas) pero es probable que sea a finales del año que viene”, agregó el funcionario del IMSS.

Cuando sean admitidas las demandas, ya no se dircutirá si hubo o no hubo práctica monopólica pues la Suprema Corte de Justicia de la Nación confirmó en abril de 2015 la legalidad de las conclusiones de la Cofece. Lo único que se detemrinará será el monto final del daño, aclaró Caso.

Con información de Expansión

Compartir

Dejar respuesta