Ecuador reconoció que cortó temporalmente el acceso a internet a Julian Assange, fundador de WikiLeaks.

“En ejercicio de su derecho soberano, ha restringido temporalmente el acceso a parte de su sistema de comunicaciones en su embajada en el Reino Unido”, informó la cancillería ecuatoriana.

La dependencia añadió que no es responsable de las filtraciones de WikiLeaks y aclaró que su diplomacia no cede a presiones de otros países.

Horas antes, WikiLeaks denunció que Ecuador le había cortado el servicio de internet a su fundador, refugiado en esa sede diplomática desde hace más de cuatro años.

Sin entrar en detalles, la organización afirmó que aplicó “planes de contingencia” y que su cuenta de Twitter seguía activa.

FILTRACIONES SOBRE HILLARY PUDIERON SER LA CAUA

WikiLeaks culpó a Ecuador de cortar el acceso a internet de su fundador Julian Assange, quien se encuentra atrincherado en la embajada ecuatoriana en Londres desde hace cuatro años.

El grupo culpó inicialmente a un “actor estatal” no identificado de cortar el acceso a internet de Assange. Luego, en un tuit, atribuyó la responsabilidad a Ecuador. Dijo que el acceso fue cortado a las 17:00 GMT del sábado, poco después que publicó las transcripciones de los discursos pagados que Hillary Clinton dio ante Goldman Sachs.

Esos discursos eran parte de un conjunto de correos electrónicos robados de las cuentas de John Podesta, presidente de campaña de la candidata presidencial demócrata.

La cancillería de Ecuador, en un comunicado difundido en Quito, dijo que “frente a las especulaciones de las últimas horas, el gobierno del Ecuador ratifica la vigencia del asilo concedido a Julian Assange hace cuatro años”. Asimismo, reiteró que la situación se mantendrá mientras las circunstancias que motivaron la concesión de dicho asilo continúen.

Con información de Excélsior.

Compartir

Dejar respuesta