Alejandro Alberto Masiel, de 61 años, fue detenido en relación al ‘aberrante’ caso de Lucía Pérez, una adolescente argentina que fue drogada, violada y asesinada en la ciudad de Mar del Plata.

Masiel fue arrestado, en un hotel de Santa Clara del Mar, por haber ayudado a Matías Farías, de 23 años, y Juan Pablo Offidani, de 41, a limpiar el cuerpo de Lucía luego del abuso y vejaciones sexuales que finalmente le causaron la muerte.

Masiel está acusado de “encubrimiento agravado”, informó la fiscal María Isabel Sánchez, así como de “homicidio agravado criminis causa y abuso sexual seguido de muerte”.

A Lucía, de sólo 16 años, la drogaron con mariguana y cocaína, abusaron sexualmente de ella y le introdujeron objetos en el cuerpo. Fue tanto el dolor que le causaron que incluso le provocaron la muerte.

Tras el asesinato de la todavía adolescente sus agresores la bañaron, la vistieron, la introdujeron a un auto y la llevaron a un hospital de la ciudad de Mar del Plata, en donde la abandonaron. Los doctores se dieron cuenta de lo grave que había sido el abuso al ver moretones y rastros de ADN aún dentro de Lucía, calificaron el acto como una “agresión sexual inhumana”.

Matías Farías y Juan Pablo Offidani fueron detenidos previamente en el lugar en donde presuntamente ocurrieron los hechos.

Jamás vi una conjunción de hechos tan aberrantes”, dijo la fiscal al conocer los detalles de la agresión, la cual ocurrió días después de una enorme protesta, en la ciudad de Rosario, en la que decenas de mujeres exigieron atención de las autoridades para acabar con la violencia de género. La marcha fue reprimida con balas de goma y gases lacrimógenos.

Con información de Excélsior.

Compartir

Dejar respuesta