La Procuraduría General de Justicia del Estado de Tamaulipas giró una orden de aprehensión en contra de Zonia Nereyda de Pau Garcíaexesposa del empresario Fernando Cano Martínez, -vinculado con el exgobernador Tomás Yarrignton Ruvalcaba en actos ilícitos-, por la presunta comisión del delito de falsedad de declaraciones

Esta mujer fue acusada por el empresario y exdirector del Instituto Tamaulipeco de Vivienda y Urbanismo (ITAVU), Pablo Zárate Juárez, luego que lo involucrara en supuestos actos ilícitos como lavado de dinero, en los que se encuentra señalado el exgobernador Tomás Yarrington Ruvalcaba, con quien fungió en la institución señalada y el empresario Cano Martínez, entre otros.

De Pau García dio a conocer los supuestos malos manejos que Yarrington Ruvalcaba, su exesposo Fernando Cano y una serie de supuestos colaboradores (entre ellos Zárate Juárez), hicieron con el erario durante esa gestión pública, (1999-2004).

Desde hace poco más de un año el exfuncionario estatal decidió interponer una demanda, luego de que de Pau García lo implicó, en una supuesta red de lavado de dinero relacionada con el exgobernador Tomás Yarrington Ruvalcaba y el empresario Fernando Cano Martínez.

Fue en el año 2012, cuando en sus declaraciones, Zonia de Pau García, involucró directamente al extitular de ITAVU, Pablo Zárate Juárez, a quien mencionaba como supuesto prestanombres del exmandatario estatal, lo que provocó que éste, interpusiera una demanda para comprobar su inocencia.

El juicio tuvo una duración de poco más de un año, y fue el 23 de septiembre del año en curso, cuando el juez primero de Primera Instancia de lo Penal del Primer Distrito Judicial del Estado, Ernesto Lovera Absalón giró la orden de aprehensión en contra de Pau García.

Mediante el oficio de número 3318/2016 dentro del expediente 00157/2016, se establece que se presume que la exesposa del empresario incurrió en el delito de falsedad de declaraciones y en informes dados a una autoridad, delito cometido en agravio del ciudadano Pablo Zárate Juárez y la sociedad.

Por ser considerada “la falsedad de declaraciones” un delito grave en el Código Penal vigente, podría ser privada de su libertad, sin derecho a fianza, además deberá de reparar y pagar el daño moral y económico que Pablo Zárate Juárez y su familia presumieron.

Al respecto Zárate Juárez en su calidad de afectado, aseguró que limpiara su imagen, la de su familia y la de sus empresas; que cabe destacar que estas, dan trabajo a cientos de personas.

“Aún faltan más sujetos relacionados en las demandas que ya interpuso y que llegará hasta las últimas consecuencias”, resaltó Zárate Juárez.

Es importante destacar que el exfuncionario ha sido acusado también por autoridades norteamericanas de los delitos de lavado de dinero y fraude bancario y que provocó que le fuera decomisado, en el año 2012, un avión Pilatus Aircraft 2005 y enfrenta un proceso en la corte de ese vecino país.

Hasta el momento Zárate Juárez ha negado haber incurrido en hechos delictivos en los que se le imputa en los Estados Unidos, incluso aseguró que habrá de defenderse de las acusaciones.

Con información de Excélsior.

Compartir

Dejar respuesta