La Secretaría de Energía (Sener) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE), licitarán una red de transmisión de energía eléctrica para conducir la energía producida en los campos eólicos del Istmo de Tehuantepec a la Ciudad de México, cuya construcción se calcula tendrá una inversión de mil 200 millones de dólares.

Con ello se podrá detonar la instalación de empresas en la región del Istmo de Tehuantepec, así como nuevos mercados potenciales para las empresas de generación que se establezcan en la región sureste de México.

Las dependencias dieron a conocer que se lanzaron las pre-bases de licitación de la primera “Línea de Transmisión de Corriente Directa de Alto Voltaje en México, un proyecto con energía eólica, cuya capacidad de transmisión es de 3,000 Megawatts (Mw)”.

La línea de transmisión irá de Ciudad Ixtepec, Oaxaca, a Yautepec, Morelos, y es el primer “proyecto en su tipo que se construirá y operará bajo la tecnología de corriente directa (HVDC, por sus siglas en ingles) y contará con una extensión de poco más de mil 200 kilómetros circuito, abierto a la participación nacional e internacional”.

“Las ventajas de utilizar esta tecnología es que permite transmitir energía en distancias muy largas y ofrece facilidades para transportar electricidad generada con recursos renovables, a la vez que disminuye las pérdidas en la transmisión del fluido y de potencia”, señaló la Sener.

El proyecto fomentará “nuevos mercados potenciales para las empresas de generación que se establezcan en la región sureste de México y que, tal y como mandata la Reforma Energética, las bases del concurso estarán regidas por normas de absoluta transparencia”, detallaron.

“Gracias a esta primera línea de transmisión de corriente directa, la energía limpia generada en el Istmo de Tehuantepec podrá ser transportada al centro de México que es la zona que registra la mayor demanda y crecimiento de energía eléctrica en México”, señaló.

Con este proyecto se acelerará la integración de la gran capacidad de generación renovable del sureste del país, lo que permitirá incluir al Sistema Eléctrico Nacional una mayor capacidad de energía limpia, como la eólica y la hidroeléctrica, hacia la región central, una de las regiones con mayor demanda de energía, de acuerdo con las dependencias.

México se comprometió a generar 35% de su electricidad con energías limpias en 2024, y espera que una tercera parte corresponda a energía generada a partir del viento.

Las dependencias federales destacan que el viento de Oaxaca es uno de los pilares de la energía renovable en México y la construcción de la línea de conducción es necesaria para llevar la energía producida a la Ciudad de México y su zona metropolitana, una de las regiones con mayor demanda de energía.

Se estima que en el proyecto participarán inversionistas privados para el financiamiento, instalación, construcción, operación y modernización de la línea en un plazo no menor a 25 años, a través de asociaciones o contratos con la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Actualmente hay en operación proyectos eólicos por 1,130 MW, a los cuales se prevé que se sumen tanto los proyectos eólicos de la CFE con capacidad de 1,200 MW como la Refinería de Salina Cruz de Pemex con 515 MW, con lo cual esta línea podría transmitir inicialmente al menos 2,845 MW.

Señala que Oaxaca es un estado con vastos recursos naturales y un alto potencial de generación de energía eléctrica, pero uno de los más pobres. Siete de cada 10 oaxaqueños son pobres, de los cuales 28.3% se encuentra en situación de pobreza extrema.

Se estima que Oaxaca tiene una capacidad de generación eléctrica con viento por 4 mil 868 MW a instalarse desde 2018 hasta 2025, lo que implicaría inversiones por 152,000 millones de pesos.

Se estima que la construcción de cada kilómetro para transportar la energía cuesta medio millón de dólares y se trata del primer proyecto en asociación o contrato que la CFE realizará con algún inversionista privado.

Con información de Salvador Flores

Compartir

Dejar respuesta