Las fuerzas armadas de Rusia y Siria detendrán los ataques sobre la ciudad siria de Aleppo durante ocho horas el jueves para permitir a los civiles y a los rebeldes salir de la ciudad, dijo el lunes el Ministerio de Defensa ruso.

Pero Moscú descartó un cese al fuego largo, una medida que los gobiernos occidentales han estado pidiendo, pues sostuvo que sólo les daría a los rebeldes islámicos en la ciudad una oportunidad para reagruparse.

Naciones Unidas, que ha pedido en varias oportunidades treguas humanitarias semanales de 48 horas, aplaudió el anuncio ruso.

“Cualquier reducción de la violencia, de los enfrentamientos, cualquier pausa que sea en efecto implementada, será muy bienvenida”, dijo a periodistas el portavoz de la ONU, Stephane Dujarric.

“Utilizaremos cualquier pausa que tengamos para hacer lo que podamos. Obviamente existe la necesidad de una pausa mayor para poder ingresar los camiones (con ayuda)”, agregó.

Aviones rusos fuerzas sirias leales al presidente Bashar al-Assad han estado bombardeando distritos de Alepo en manos de los rebeldes desde el colapso de un cese al fuego gestionado internacionalmente el mes pasado.

Estados Unidos y algunos países europeos han acusado a Moscú y a Siria de cometer atrocidades, pero funcionarios rusos lo niegan y acusan a Occidente de ser cómplice de terroristas.

Con información de El Universal.

Compartir

Dejar respuesta